Mensaje del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo en el Día Internacional de la Mujer

Más Leídas

El Presidente Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo dirigen un mensaje a las familias nicaragüenses este 8 de marzo, en ocasión del Día Internacional de la Mujer.

En el acto participa la Ministra de la Mujer, compañera Jessica Padilla; la Ministra de Educación, compañera Miriam Ráudez; la Presidenta de Inifom, compañera Guiomar Irías; la Ministra de Salud, doctora Martha Reyes; la Vicepresidenta de la Asamblea Nacional, compañera Maritza Espinales y la Procuradora General de la República, compañera Wendy Morales.

La Compañera Rosario Murillo destacó este 8 de marzo que “las mujeres tenemos el protagonismo en todos los espacios y en el hogar el protagonismo y la responsabilidad de transmitir valores, de trasladar valores como trasladamos valores tradicionales de generación en generación; como pueblo lleno de amor porque si en algo nos distingue es el afecto, el corazón que ponemos en todo lo que hacemos y sobre todo las mujeres. Nos distinguimos porque ponemos el alma, el corazón en todo lo que hacemos”.

Recordó que “un día como hoy sabemos que somos privilegiadas porque hemos venido alcanzando importantes logros que refuerzan, fortalecen nuestros derechos a protagonizar en todos los espacios de participación y de poder. 50% constitucional hemos alcanzado las mujeres, gracias a nuestro esfuerzo, a nuestro heroísmo, a nuestro trabajo y aun gobierno solidario, a un gobierno que respeta los derechos de todos y el derecho de las mujeres a vivir como merecemos, con el reconocimiento de nuestra dignidad y nuestros talentos”.

“Nosotros cada 8 de marzo revisamos, reflexionamos, pensamos y decimos hemos avanzado, hemos caminado y merecemos esos avances que son nuestros reconocidos en la Carta Magna, pero también nos hace falta mucho. Es un cambio cultural el que tenemos que lograr, es un aspecto importantísimo el hecho que la Constitución establece la equidad y establece que debemos estar en equidad, precisamente en todos los espacios de la vida, de la vida pública, de la vida en los términos de cargos y responsabilidades que significan ejercer el poder, que significa decisión o capacidad de decisión”.

Expresó que es un privilegio en este mundo, avanzar porque lo hemos logrado nosotros con nuestra presencia, con heroísmo en las luchas que nos ha tocado librar para que Nicaragua como dice Sandino “Sea libre porque tiene hijos e hijas que la aman”.

¿Qué nos hace falta? Mucho por supuesto, pero sobre todo nos hace falta trabajar duro por ese cambio de cultura pasar a garantizar en esos mismos espacios donde tenemos voz, voto y donde podemos decidir el respeto a nosotras las mujeres y a la vida de nosotras las mujeres. El respeto en la casa, en la familia, en la comunidad y el respeto en los lugares donde trabajamos en los mercados, en las oficinas, en el campo; respeto a nuestro trabajo, a nuestra capacidad, a nuestros talentos y a nuestras vidas en términos físicos. Eso todavía para nosotros es un rezago, esa manifestación de violencia contra las mujeres en distintas formas, acoso, maltrato, también al final nos quitan la vida. Eso no puede continuar, tenemos que trabajar duro desde todos los espacios, desde el Gobierno, desde la juventud.

Destacó que el Gobierno de Nicaragua dio un paso importante desde las escuelas porque son valores que deben irse transformando, desvalores de una cultura que nos enajene, que nos denigre, que nos humilla y que mucho tiene que ver con la pobreza que hemos sido sometidos. El esfuerzo para cambiarnos nosotros mismos desde los niños, desde pequeños asumir el respeto y asumir la equidad, asumir que todos somos seres humanos y que todos somos hijos de Dios.

Enfatizó que “Los valores tienen con particularidades propias y las mujeres con nuestras particularidades, pero todos con cariño que es lo que debemos alcanzar, con cariño y amor procurando armonía en el hogar, en la familia, en el trabajo, en el estudio, en las escuelas; sobre todo aprendiendo a crecer ya con una mentalidad distinta que nos permita avanzar, en eso que nos atrasa, en eso que nos ofende que es la violencia contra nosotras las mujeres. Hemos compartido la necesidad de comprometernos más en distintas tareas que nos permita alcanzar ese objetivo de vivir sin violencia en todos los campos y sin violencia contra nosotras las mujeres”.

“La violencia es una derrota de la humanidad, la violencia es una expresión de odio que no podemos permitir en nuestras vidas de ninguna manera, en ninguna forma. Cuánto sufre la humanidad, el mundo; cuánto hemos sufrido en Nicaragua por la violencia y hemos dicho: ¡Con odio Nunca más!”

Recalcó que “la violencia, maltrato, acoso contra las mujeres y la violencia sexual todo eso son expresiones de odio, como la violencia social, política son expresiones de odio que en Nuestra Nicaragua no queremos más y vamos a continuar trabajando para frenar esa epidemia porque es una epidemia o es una pandemia “La Violencia contra las mujeres” pero vamos a trabajar duro todos juntos desde los valores”.

La Vicepresidenta Rosario Murillo subrayó que “las mujeres tenemos el deber de promover, trabajar y movilizarnos en esa dirección, pero hay que trabajar también en la familia y hay que trabajar con los varones y niños porque es un problema de la sociedad, no es un problema solo de las mujeres y muestra atraso y rezago que ya no queremos y que ya no debemos admitir y ni aceptar, trabajando juntos con la ternura que nos conocemos con ese corazón animado, alentado, enamorado de la vida. Ese corazón que nos conocemos en trabajar, avanzar y dedicar a convencer a aquellos que todavía no se convencen de que nosotras las mujeres tenemos el derecho a vivir libre de violencia, a vivir sin ataque, sin atropellos en nuestra dignidad humana y ser reconocida como seres inteligentes, talentosos y sensibles como somos”.

La Compañera Rosario Murillo dijo que hoy la Jefa de las Comisarías de la Mujer a nivel nacional hizo una presentación especial hablando de todo lo que vamos hacer para continuar acompañando a las mujeres y todo lo que hace falta hacer en términos de la justicia del Sistema Judicial.

“Esa demanda de nuestro pueblo de condenar con las máximas penas los crímenes de odio entre ellos los crímenes contra las mujeres se cumpla eficazmente. Hoy nosotros nos sentíamos con más conciencia de privilegio porque venimos avanzando con corazón nicaragüense apasionado, altivo, lleno de amor y estamos juntos para librar las batallas pendientes y ganarlas, como hemos sabido de la mano de Dios, ganar tantas batallas como pueblo, como familia sin dejar la ternura, sin dejar el cariño, pero empeñados en que desaparezca esa lacra que nos derrota a todos, la violencia contra nosotras las mujeres”.

La Vicepresidenta de Nicaragua dijo que “en los próximos días vamos a seguir dando a conocer los planes ya particulares y específicos que en sintonía con todas nuestras tareas que nosotras mismas no hemos planteado y que hemos planteado a la Institucionalidad Gubernamental y que hemos planteado en todos los tendidos comunitarios en sintonía con esa lucha que nos compromete a todos a avanzar y Dios mediante día a día erradicar esa condición humillante de atropello contra las mujeres”.

“Tenemos la esperanza, sabemos que que somos valientes, que somos fuertes, que somos voces, que somos mujeres dignas, fuertes, trabajadoras, laboriosas, talentosas y victoriosas”.

“¡Vamos adelante en luces y victorias! Victorias de la paz, de la concordia, de la armonía y victorias de la vida digna que merecemos las mujeres nicaragüenses”.

Finalizó diciendo que “la alegría que es un don Dios y que fortalece nuestra capacidad para en la familia generar los hábitos más saludables, más sanos y más amoroso para ir adelante y salir adelante para construir todos los días pequeños triunfos que van generando los grandes triunfos de todos y todas”.

spot_img

Nuestras Noticias

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img