Más familias inician nueva etapa de sus vidas en Ciudad Belén

Más Leídas

Más familias empobrecidas que vivían en condiciones de riesgo en los barrios de la capital, fueron trasladadas a Ciudad Belén, lugar en el que comenzarán una nueva vida, gracias al decidido respaldo que les viene brindando el Gobierno Sandinista que dirigen el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo.

-Publicidad-

64451Para cada una de las 147 familias que fueron trasladadas desde el albergue de la Menem, en el sector del barrio Hugo Chávez, hacia Ciudad Belén, recibir sus viviendas es sinónimo de progreso, pues tod@s tendrán de energía eléctrica, agua potable y dentro de muy poco un centro de salud, un colegio de primaria y una subestación policial.

Entre estas familias se encuentra la de la señora Marlene Molina y sus cinco hij@s, los que escaparon de morir soterrados el 16 de octubre en el barrio 18 de mayo, cuando la constante lluvia que cayó esa noche, hizo colapsar un muro perimetral y este se desplomó sobre algunas viviendas causando la muerte de varias personas.

Cinco meses después de esa tragedia, doña Marlene recibe su vivienda, sus ojos se humedecieron cuando observaba a oficiales de la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, acomodaban sus pocas pertenencias en la sala de su nuevo hogar.

Tras ese lamentable hecho, Marlene fue trasladada hacia un albergue, sabía que era lo indicado para salvar la vida de su familia, quedarse a vivir a la orilla del cauce que cruza el 18 de mayo, era peligroso.

“Primero le doy gracias a Dios, porque por muchos años sufrí sin tener una casa y ahora le doy las gracias al gobierno, porque gracias a ellos y a ese amor que tienen por nosotros los pobres, ya vamos a tener casa mis hijos y yo”, dijo Marlene, mientras los dedos de su mano derecha secaban sus lagrimas.

Pero no solamente esta señora que se dedica a vender bolsas con agua heladas en los semáforos de la carretera norte, se convierte en protagonista de este programa, dos de sus hij@s mayores que ya tienen familia igual se les hizo entrega de viviendas.

“Vivía a orillas del cauce, ahí mi papá había comprado un terreno, hicimos una vivienda como pobres y viví diez años ahí hasta que sucedió la tragedia y ahora mi casa está muy linda, estoy muy feliz”, señaló Marlene que considera que estos programas sociales forman parte de la democracia que vive el pueblo.

Otra familia que le veía contenta es la que conforman Pablo Emilio Fajardo y Martha Godínez, padres de dos niñas, las que jugueteaban en su nuevo hogar. Don Pablo desde muy temprano sale a ganarse el pan de cada día, recorre los barrios de la capital para vender a las familias productos químicos para matar garrapatas, piojos y ratas.

“Cuando estuvimos en el albergue nos trataban muy bien”, señaló Martha, mientras su esposo respaldaba cada palabra diciendo “desde que llegamos nos atendieron bien”.

Ahora en Ciudad Belén tienen muchos sueños, primero acostumbrarse al nuevo hogar y después ir instalando poco a poco una venta, para ofrecer a sus nuevos y muchos vecinos de esta comunidad.

“Gracias al Señor Dios y al comandante Daniel tendremos una nueva vida”, repitió en varias ocasiones don Pablo Emilio, mientras su esposa lo abrazaba y sonreía, señal que están viviendo en felicidad. Estas dos familias son apenas una pequeña muestra de las emociones que se vivieron durante este traslado desde los albergues hacia Ciudad Belén.

El compañero Javier Prado, delegado del Distrito VI de la Alcaldía de Managua, expresó que cada familia recibió con mucha alegría la noticia del traslado hacia sus nuevos hogares, en el que encontraron una mesa con cuatro sillas plásticas, una cama matrimonial, un tanque de gas butano con su cocina de tres quemadores y un paquete de alimentos.

“Hoy compartimos la alegría de 147 familias que vienen hoy con mucha alegría y con esperanza de este gobierno que gracias a Dios y las bendiciones que nos da, hoy les está entregando una vivienda digna, también con la alegría de entrar a sus casas y mirar que cuentan con su menaje, que cuentan con sus mesas, cocinas, camas y que también cuentan con energía eléctrica, baño y agua potable”, destacó Prado.

Con estas 147 familias que llegaron a Ciudad Belén, ya son mil 112 las que están teniendo un nuevo comienzo, un nuevo camino que labrar en mejores condiciones de vida y con el respaldo del gobierno.

Los Promotores Solidarios de la Juventud Sandinista 19 de Julio, visitaban a cada familia para hacerles entrega de un paquete de tres bujías ahorrativas, además de reiterarle el apoyo permanente de las instituciones del Gobierno Sandinista.


“Alertas
Síguenos en Google News

Cuentos de Don Otto

El garrote del loco | Lencho Catarran

El garrote del loco | Lencho Catarran

Nuestras Noticias