Mandadero muere dejando a su perro aullando de la tristeza

Más Leídas

Aullando de la tristeza quedó un perro llamado Kaiser luego de que su querido amo Juan Bosco Castillo Pichardo, de 36 años, amaneció muerto en la acera de la casa de la familia Campbell en el barrio El Bolsón, de la ciudad de Granada.

Castillo Pichardo era conocido cariñosamente como Zanahoria, dormía en las calles, se dedicaba a hacer mandados para ganarse el bocado y los habitantes del sector de La Loquera le tenían mucho aprecio a pesar de su adicción al licor.

-Publicidad-

Vecinos del sector indicaron que al verlo en el suelo pensaron que estaba dormido, pero al hablarle y percatarse que no respiraba llamaron a la policía, que junto a un médico forense, confirmaron que murió por bronco-aspiración.

El forense dijo que Castillo Pichardo tenía 4 horas de haber fallecido y descartó mano criminal.

Tras la muerte de Zanahoria el perro Kaiser, que lo acompañó por todas partes durante muchos años, quedó prácticamente sólo.

La Nueva Radio Ya conoció que algunos vecinos de la calle la Loquera dijeron que se encargarían de velarlo, pero un tío del difunto se negó a que lo hicieran y dispuso que fuera sepultado de inmediato.

-Publicidad-
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes