Inicio Destacadas

Hombre mata a su ex y luego es ahorcado por su ex cuñado en Managua

24115

Totalmente estremecido se encuentra el barrio Ariel Darse, en Managua, donde esta madrugada se registró un doble crimen que deja tres niños, entre ellos un par de gemelitos en la orfandad.

La víctima es Lucero Masiel Montoya Velázquez, de 22 años, quien fue asesinada de cinco cuchilladas a manos de su ex pareja Norlan David Maltés Pérez, de 32, quien posteriormente fue ahorcado con un cable por Antonio Coronado Reyes, de 68 años, y Gerald Andrew Montoya Velásquez, de 19, ambos padre y hermano de la ahora occisa.

En la muerte de Norlan Maltés también participó como cooperador Luis Armando Hernández Mairena, de 37 años, por lo que junto a don Antonio y Gerald fueron capturados por las autoridades policiales de la estación 5 de policía.

El atroz hecho se registró cuando Lucero Montoya se bajó frente a su casa del taxi placa M 07 979 conducido por Walter Antonio Mejía Irigoyen, de 37 años, momento en que fue interceptada por Norlan Maltés quien en estado de ebriedad le reclamó por motivos de su relación pasada, y le clavó las cinco cuchilladas en la tetilla izquierda.

 

La fémina fue trasladada por sus familiares al hospital Manolo Morales Peralta en el mismo taxi que la llevó a su casa, pero murió desangrada en el trayecto.

Norlan Maltes quien premeditó el asesinato, intentó huir de la escena del crimen pero fue alcanzado por su ex suegro y su ex cuñado quienes le ataron las manos y luego lo ahorcaron.

Vecinos de Lucero relataron que ella era casada por la vía civil y por la iglesia con Norman, mismo del que se separó en diciembre del 2016, pues la celaba “hasta con su propia sombra”.

Según una familiar de la víctima, Lucero Montoya trabajaba de estilista a domicilio y él creía que se las pegaba con otros hombres y por eso la maltrataba.

Durante 7 años de relación, Lucero y Norman procrearon tres hijos, uno de 6 años y un par de gemelos varoncitos de 5 añitos de edad, quienes quedan en la orfandad.

Autoridades policiales encontraron el cuchillo del crimen en el interior del taxi que trasladó a la fémina hasta su casa y luego al centro hospitalario, por lo cual se retuvo a don Walter Mejía para ser investigado.