Inicio Nacionales

Luis Barbosa: Nosotros somos católicos, pero no aprobamos el terrorismo ¡La iglesia somos todos!

195

El Secretario General de la Central Sandinista de Trabajadores José Benito Escobar (CST-JBE), Luis Barbosa, condenó este jueves la complicidad de algunos obispos, vinculados claramente con sectores golpistas que han desestabilizado el país en los últimos meses.

Durante una entrevista en la Revista en Vivo de Multinoticias Canal 4, el sindicalista expresó que el mismo pueblo ya ha identificado a sus enemigos, y manifestó que “el que siembra odio, crea tempestades”.

“Las evidencias están. Hay suficientes evidencias, suficientes vídeos que ellos grabaron que los acusa, y que pueden ser enjuiciados todos ellos. Nosotros somos católicos, pero no aprobamos el terrorismo. La iglesia somos todos los que estamos alrededor de ella, ellos son nada más guías espirituales”, refirió.

Denunció que estos obispos nunca fueron verdaderos guías espirituales del pueblo, sino de una parte del pueblo que le hizo daño a nuestro país.

“Nicaragua venía haciendo consonancia con lo que decía el Santo Papa, que es trabajar por los excluidos, por la niñez, por las mujeres. Y esa fue la envidia de todo este grupo golpista, para detener el desarrollo hacia dónde íbamos”, dijo.

Hay que documentarle todo al Papa

Expresó que duele mucho cuando depositas tu fe en alguien, y de repente te sentís traicionado.

“La iglesia era utilizada, con el beneplácito de quienes estaban al frente de esas iglesias. El Santo Papa debe de conocer todo esto, y debemos de enviárselo de manera formal”, sugirió Barbosa.

Explicó que si bien el Santo Papa es un hombre muy informado, es importante documentarle el terrorismo al cual el pueblo de Nicaragua fue sometido.

“Hay grandes pérdidas de empleos en el sector turístico. En la industria turística son miles que quedaron en el desempleo, y los atropellos que se sufrieron en las carreteras. Los trabajadores fueron amenazados, igual en las maquilas”, denunció.

Inversionistas confían en Nicaragua

Indicó que a pesar que el pueblo estaba secuestrado y temeroso, no hubo eco en la Mesa de Diálogo, y la iglesia no se manifestó contra esta violación flagrante al derecho al trabajo; el derecho a la libre circulación.

“Maquilas que fueron atacadas por hombres encapuchados, se les robaron las armas a los guardas de seguridad. Amenazaban con quemar las empresas, si no cerraban a determinadas horas que ellos establecían”, dijo.

En este sentido, explicó que los inversionistas extranjeros, no se han ido porque confían en este país, y confían en la mano de obra, y confían en el acuerdo tripartito firmado (entre gobierno, empresarios y trabajadores).

“El pueblo tiene caracterizado a los enemigos que intentaron dar un golpe de Estado e impidieron el desarrollo que llevaban, la tranquilidad que tiene un gran valor”, sostuvo.

El crimen organizado apostó al golpe

Manifestó que el crimen organizado apostó a este golpe de Estado, porque era el gran favorecido.

“Nicaragua venía de ser aplaudida por Latinoamérica por su crecimiento constante económico y altos niveles de seguridad ciudadana, eso es un problema para el narcotráfico, porque no se les permitía el acceso”, expuso.

Refirió que el narcotráfico vio la oportunidad de agarrar a tontos útiles (los golpistas), y les llenaron los bolsillos de dinero para tratar de desestabilizar el país y entregarlo.

“Estaban cobrando impuestos de guerra a los inversionistas, y los inversionistas temerosos. Pero gracias a Dios está volviendo la tranquilidad, la gente está trabajando”, valoró.

Debemos de seguir construyendo la paz

Reiteró que ese involucramiento de algunos obispos de la iglesia es lo que da tristeza a los católicos; particularmente ese menosprecio que hacen estos religiosos cuando te excluyen por pertenecer a una ideología.

“En la iglesia no deben hacerse separaciones. El Santo Papa recoge todo el rebaño. Pero nosotros tenemos que seguir construyendo la paz, la estabilidad y que la justicia se encargue de los golpistas terroristas, ella tiene que hacer su papel”, concluyó Barbosa.