Inicio Liturgia YA

Liturgia del día viernes 09 de Febrero

14

Color: Verde

Santos:

  • Beata Eusebia Palomino Yenes (1899-1935)
  • San Cirilo, Arzobispo de Alejandría
  • Santa Apolonia, Virgen y Mártir

Lecturas del día:

  • Primera lectura

    I Reyes 11:29-32; 12:19
    29 Por aquel tiempo salió Jeroboam de Jerusalén, y el profeta Ajías de Silo le encontró en el camino. Iba éste cubierto con un manto nuevo y estaban los dos solos en el campo.
    30 Ajías tomó el manto nuevo que llevaba, lo rasgó en doce jirones
    31 y dijo a Jeroboam: «Toma para ti diez jirones, porque así dice Yahveh, Dios de Israel: Voy a hacer jirones el reino de manos de Salomón y te voy a dar diez tribus.
    32 Le quedará la otra tribu en atención a mi siervo David y a Jerusalén, la ciudad que me elegí entre todas las tribus de Israel;
    19 Israel está en desobediencia contra la casa de David hasta el día de hoy.

  • Salmo responsorial

    Salmo 81:10-15
    10 «No haya en ti dios extranjero, no te postres ante dios extraño;
    11 yo, Yahveh, soy tu Dios, que te hice subir del país de Egipto; abre toda tu boca, y yo la llenaré.
    12 «Pero mi pueblo no escuchó mi voz, Israel no me quiso obedecer;
    13 yo les abandoné a la dureza de su corazón, para que caminaran según sus designios.
    14 «¡Ah!, si mi pueblo me escuchara, si Israel mis caminos siguiera,
    15 al punto yo abatiría a sus enemigos, contra sus adversarios mi mano volvería.

  • Evangelio

    Marcos 7:31-37
    31 Se marchó de la región de Tiro y vino de nuevo, por Sidón, al mar de Galilea, atravesando la Decápolis.
    32 Le presentan un sordo que, además, hablaba con dificultad, y le ruegan imponga la mano sobre él.
    33 El, apartándole de la gente, a solas, le metió sus dedos en los oídos y con su saliva le tocó la lengua.
    34 Y, levantando los ojos al cielo, dio un gemido, y le dijo: «Effatá», que quiere decir: «¡Abrete!»
    35 Se abrieron sus oídos y, al instante, se soltó la atadura de su lengua y hablaba correctamente.
    36 Jesús les mandó que a nadie se lo contaran. Pero cuanto más se lo prohibía, tanto más ellos lo publicaban.
    37 Y se maravillaban sobremanera y decían «Todo lo ha hecho bien; hace oír a los sordos y hablar a los mudos.»

Dejanos un Comentario
Compartir