Lady Di intentó suicidarse 4 veces, una de ellas en su luna de miel

Más Leídas

El supuesto trastorno de bulimia de Diana Frances Spencer, conocida cariñosamente como Lady Di, fruto de la incertidumbre y el miedo en una frágil Diana acosada por una imperturbable tercera en discordia, Camila Parker Bowles, se hizo inevitable en la luna de miel.

Los recién casados se alojaron en el Castillo de Balmoral, durante el período de agosto a octubre, y fue allí cuando el estado de salud y de ánimo de la princesa empeoró de forma considerable.

-Publicidad-

Tanto fue así que la trataron los mejores psicólogos y psiquiatras, según cuenta en sus grabaciones, en las que afirma también que “le daban altas dosis de “valium” para mantenerla tranquila y durmiendo. Mientras tanto, su marido continuaba su rutina con normalidad.

El aspecto de Diana era enfermizo y no tenía el apoyo de su esposo. “Estaba tan deprimida que intenté cortar mis venas con una navaja de afeitar”, cuenta. Ese trágico episodio ocurrió apenas unos días antes de enterarse de que estaba embarazada de su primogénito.

Los médicos siguieron ofreciéndole pastillas, a lo que ella se negaba para no poner en peligro la vida de su futuro bebé.

Sin embargo, unos meses después, la depresión volvió a hacer mella en Lady Di. Los continuos desplantes de su marido, la falta de sueño y la presión mediática a la que estaba expuesta debido a que continuamente tenía que fingir estar viviendo un cuento de hadas, decidió tirarse por las escaleras del palacio cuando estaba embarazada de 4 meses.

Así lo contaba la propia Diana, no ya mediante voz en una cinta, sino en un video que se hizo público en 1993. En esas imágenes la que fuera princesa cuenta que Carlos la trató “como una loca”, se mostró indiferente ante los continuos intentos de suicidio de su esposa y sólo le dijo “que dejara de llorar y se comportara como una mujer decente”.

A pesar de que la familia trataba de ofrecer una imagen de unidad, lo cierto es que cada vez se hacían más frecuentes los viajes de Diana en solitario, y en mayo de 1992, después de regresar de la India y Egipto, saltaron a la opinión pública los primeros rumores de separación.

A principios de diciembre de 1992 los príncipes de Gales se separaron, salió a la luz la relación sentimental de Diana con James Gilbey y se desató una auténtica guerra de acusaciones mutuas entre los defensores de la princesa y la casa real británica. Algunas fuentes revelaron entonces que tanto el príncipe Carlos como Diana de Gales reclutaron periódicos nacionales para publicar sus propias versiones sobre el detonante de la ruptura. El matrimonio se rompió de forma definitiva en marzo de 1994.


“Alertas
Síguenos en Google News

Cuentos de Don Otto

El garrote del loco | Lencho Catarran

El garrote del loco | Lencho Catarran

Nuestras Noticias