La música, una de las grandes pasiones de Hugo Chávez

Publicado el

Más Leídas

Desde joropos, rancheras, boleros, baladas y hasta temas en inglés, Hugo Chávez durante varias alocuciones y entrevistas aprovechaba la ocasión para interpretar algún tema, dejando ver su pasión por la música, la cual le acompañó a lo largo de su vida.

El haber nacido en Barinas sirvió para hacer contacto con la música llanera. Joropos y pasajes fueron parte de su “repertorio”, lo que sirvió para resaltar a figuras como Eneas Perdomo y Juan de los Santos Contreras, “El carrao de Palmarito”, quienes participaron junto al presidente en más de un evento interpretando clásicos como Linda Barinas, Fiesta en Elorza o la leyenda de Florentino y el Diablo.

Así, Chávez dio muestras de su carisma; una forma de conectarse con sus seguidores.

No era el primer Presidente en recurrir a la música para ello. Ya el ecuatoriano Abdalá Bucaram había puesto de manifiesto esa faceta artística y hasta grabó un disco durante su período como gobernante. Pero Chávez lo hacía de forma más espontánea, y muchos de quienes asistían a sus eventos le brindaban canciones, cantaban o bailaban con él.

Tal es el caso del folklorista, y actual diputado a la Asamblea Nacional, Cristóbal Jiménez, quien lo acompañó en diferentes eventos donde juntos interpretaron melodías como “Maisanta, el último hombre a caballo”, “Vestida de garza blanca” o el pasaje “Motivos llaneros”

Reina Lucero, quien formó parte de la Asamblea Nacional Constituyente, también fue una de las cantantes favoritas de Chávez. Compartieron en muchas oportunidades en las cuales el mandatario no desaprovechaba la oportunidad para interpretar algún tema llanero. De igual forma lo hizo con Adilia Castillo, una de las grandes referencias de la música de tradición folklórica venezolana.

Para todo, una canción

Varias fueron las oportunidades en que Chavéz se valió de alguna canción para matizar el contenido de sus alocuciones.

Ejemplo de ello la vez que, durante un discurso en la Asamblea Nacional en enero de 2006, parafraseó la canción “La Farsante”, del mexicano Juan Gabriel, para “dedicársela” a su homólogo peruano, Alejandro Toledo. “El presidente Toledo ha dicho algo muy grave: que Chávez desestabiliza el continente. Me hizo recordar una canción: “Te pareces tanto a Bush, que no puedes engañarme”, interpretó en ese entonces.

De igual forma apeló a otra ranchera (uno de sus géneros musicales favoritos), “No soy monedita de oro” en más de una oportunidad para defenderse de los ataques de quienes le adversaban.

Incluso, su afición por la música mexicana le valió una invitación a Vicente Fernández, durante una gira del cantante en el país en septiembre de 2009, al Palacio de Miraflores para ser condecorado con la Orden Libertadores y Libertadoras de Venezuela. Allí Chávez no perdió la oportunidad para interpretar “Lástima que seas ajena” junto a Fernández.

A la oposición, en varias ocasiones le dedicó la frase de alguna canción. “Por más que te tongonees, siempre se te ve el bojote”, cantó durante la emisión de uno de sus Aló Presidente, para hacer referencia a las intenciones de algunos sectores contrarios a su proyecto político, evocando ese merengue venezolano incluido en el Mosaico Criollo de la Billo´s Caracas Boys, popularizado a principios de los años 70.

La música de Alí Primera, emblema de Chávez

El 16 de febrero de 2005, con motivo de cumplirse 20 años del accidente automovilístico en el que perdiera la vida Alí Primera, Hugo Chávez declaró la obra musical del compositor e intérprete falconiano como Patrimonio Nacional.

Los ideales revolucionarios de Alí sirvieron para que Chávez tomara sus composiciones como parte del proyecto político que lideró.

Fue así como en muchas oportunidades citó varias de las canciones del llamado “cantor del pueblo”. Durante los actos gubernamentales, los temas de Alí comenzaron a escucharse regularmente, en contraste a cuando la música del artista, por su contenido, era vetada en varios medios de comunicación.

Incluso en su cuenta de Twitter, @chavezcandanga, el Presidente recordaba al músico: “Alí Primera vive en el canto y en la batalla del bravo Pueblo de Simón Bolívar! Vamos contigo, Alí, en Amor Mayor!”, escribió el 31 de octubre de 2012 a propósito de cumplirse un año más del natalicio del artista.

Campaña musical

Durante varias campañas electorales, la música sirvió para identificar la candidatura de Hugo Chávez. “Uh, ah, Chávez no se va”, interpretada por el grupo Madera para la campaña por el “NO” del referéndum revocatorio realizado en agosto de 2004, fue de las primeras en lograr alcance popular.

De allí en adelante, muchos artistas dedicaron composiciones a la figura de Hugo Chávez, que eventualmente se utilizaban para musicalizar los diferentes actos de campaña del Presidente-candidato.

La última de ellas fue “Chávez, corazón del pueblo”, un tema compuesto por Hany Kauam quien juntó su voz con la de Omar Enrique y Los Cadillac´s para convertirlo en la canción principal de la última contienda electoral en la que participara Chávez antes de su fallecimiento.

Un himno, un legado

El 8 de diciembre de 2012, Chávez, en cadena nacional de radio y televisión, anunciaba al país que debía partir nuevamente a La Habana para someterse a una nueva intervención quirúrgica.

Durante su alocución expresó su satisfacción por los logros alcanzados: “Hoy tenemos la Patria más viva que nunca, ardiendo en llama sagrada, en fuego sagrado“.

Luego de esa frase, entonó el Himno del Batallón Blindado Bravos de Apure. Fue la última interpretación de Chávez en público: “Al rumor de clarines, guerrero, ocurre el blindado, ocurre veloz, con celosos dragones de acero que guardan la patria que el cielo nos dio… Patria, patria, patria querida, tuyo es mi cielo, tuyo es mi sol, Patria, tuya es mi vida, tuya es mi alma, tuyo es mi amor!”.

¿Que Opinas?