Inicio Destacadas

Jueza especializada en violencia alerta sobre acoso sexual a menores en las redes sociales

856

La doctora María Fabiola Betancourt Benavente, Jueza Primero de Distrito Especializada en Violencia de Managua, alertó sobre el acoso sexual a menores en las redes sociales, explicando cómo operan las personas que cometen este tipo de delito en el llamado “ciberespacio”.

 “Los famosos ciberdelitos, son aquellas conductas que se cometen en el ciberespacio y que aparentemente no causan en el mundo real una consecuencia jurídica, un ejemplo de esto es el acoso sexual a menores conocido como child grooming”, advirtió la jueza.

La judicial explicó que el “child grooming” acontece cuando un adulto con perfil falso se hace pasar en una red social como una persona de la misma edad de la víctima” y la induce a realizar actos que van en detrimento de su libertad sexual.

“El niño o la niña entra al ciberespacio y esta persona le comienza a mandar mensajes erotizantes provocando que el menor muestre su cuerpo, se tome fotos y haga videos, luego lo coacciona para buscar contacto físico”, precisó la doctora Betancourt.

La jueza recordó el caso de una adolescente norteamericana que tomó fotos de su torso desnudo y la envió a su victimario, quien luego le pidió contacto físico. Al negarse la menor, el agresor sexual difundió la fotografía en la escuela de la niña originando la burla de sus compañeros de clase. La historia terminó con el trágico suicidio de la víctima.

La judicial también se refirió a la pornografía infantil que está penada en la Ley 896, Ley Contra la Trata de Personas. “Esta norma es especial porque señala como modalidad de la trata de personas la posesión, producción y distribución de pornografía de niños, niñas y adolescentes”.

Agregó que con sólo la posesión de ese material que contengan a un menor o a menores realizando actividades sexuales o eróticas se comete el delito de pornografía infantil que es competencia de los jueces y juezas especializados en violencia.

La jueza culminó recientemente un Posgrado sobre Crimen Organizado, coordinado por la Corte Suprema de Justicia, en el que se abordó el ciberdelito, el papel de las tecnologías de la información y de la comunicación en la violencia de género.

“Las plataformas digitales también pueden servir como medios para provocar daños y sufrimiento a las mujeres, niños, niñas y adolescentes”, reconoció la doctora Betancourt refiriéndose a una investigación realizada con jueces de violencia con casos de adolescentes donde se han utilizado las redes sociales para propalar imágenes prohibidas.

“Los delitos que se cometen en el ciberespacio son de repetición, cuando se comparte una imagen se hace viral y no se detiene fácilmente. La policía con sus equipos informáticos extrae la información, eso es lo se presenta como prueba en el juicio”, explicó la judicial.

Otra forma de violencia explicó la jueza en el ciberespacio es la celotipia, que es la dominación de una persona hacia su pareja, que incluso llega hasta el control de la contraseña de la cuenta personal en las redes sociales del individuo.

“Esta forma de dominación y patrones socio culturales podemos erradicarlos con el componente de la prevención y la educación desde las instituciones del Estado como el Poder Judicial y la familia”, finalizó la doctora Betancourt.