Jóvenes regresan a Bluefields tras ser llevados con engaños a Costa Rica

Más Leídas

Luego que la Policía empezó la búsqueda por el delito de trata de personas del delincuente Jason Yasir Madrigal, de 25 años, alias Lágrima, la noche de este miércoles regresaron a Bluefields los cuatro jóvenes que fueron sus últimas víctimas.

Keyshawn Campbell, José Yonael Vargas Rodríguez y otro jovencito
Keyshawn Campbell, José Yonael Vargas Rodríguez y otro jovencito

-Publicidad-

Con mucha alegría sus familiares recibieron a Keyshawn Jamal Campbell Morice, de 15 años; Jose Jonael Vargas Rodríguez, de 16, y Lesther Antonio Regidor y John Franco Paivas, ambos de 17 años, quienes fueron llevados con engaños por “Lágrima” a Costa Rica.

Leer Más | Buscan a sujeto que se llevó a Costa Rica a cuatro jovencitos en Bluefields

Los afectados dijeron que el sujeto Jason Yasir Madrigal, también conocido como Jason Peralta, los llevó a trabajar a piñales en Costa Rica en donde las condiciones laborales son pésimas, por lo cual vendieron todas sus pertenencias para reunir dinero y regresar al país.

Jason Yasir Madrigal alias
Jason Yasir Madrigal alias «Lágrima»

Los menores explicaron que después de las fiestas del Tululu el 31 de mayo, el sujeto los trasladó a Costa Rica a unas plantaciones de mala muerte, en donde los dejó, por lo cual decidieron escapar a través de la ruta San Carlos – Nueva Guinea – Bluefields.

Las madres de los afectados denunciaron que cuando alias Lágrima, se llevó a sus hijos, les afirmó que irían a jugar fútbol al municipio de El Sauce, en León.

Un delincuente dedicado a la trata de personas

Se conoció que Jason Yasir se dedica al traslado de personas hacia Costa Rica ofreciéndoles trabajo en viveros y plantaciones de piña, con sueldos semanales de 4 mil 500 colones, de lo cual deben de darle un porcentaje por haberlos llevado a laborar.

También se supo que en el año 2015, “Lágrima” trasladó bajo engaños a Costa Rica, a otro joven quien supuestamente fue vendido a una banda delictiva denominada Las Tortugas.

La señora Jahaira Quintero, tía de esa víctima, afirmó que el tal Jason se lleva a los adolescentes con engaños diciéndoles que van a ganar mucho dinero, y al llegar allá los entrega a quienes los explotan laboralmente y a cambio él recibe dinero, tras lo cual se regresa a buscar más chavalos.

Afortunadamente, el sobrino de doña Jahaira, logró regresar sano y salvo, tras negarse a comer y hacérsele el enfermo a los mafiosos.

“Alertas
Síguenos en Google News

Cuentos de Don Otto

El garrote del loco | Lencho Catarran

El garrote del loco | Lencho Catarran

Nuestras Noticias