Infarto manda al descanso eterno a señor que fue rescatado por una buena samaritana, en Managua

Publicado el

Más Leídas

Un infarto al corazón le apagó la llama de la vida al ciudadano Roberto Adrian Zeledón, de 73 años, quien desde hace un mes estaba posando en la vivienda de doña Yolanda Quintero Espinoza, de 64 años de edad, en la comarca Sabana Grande, en Managua.

Doña Yolanda relató que al ver que don Roberto andaba deambulando en las calles de la comarca, hizo el gesto humanitario de acogerlo en su casa para que no muriera en las calles.

Días después el adulto mayor sufrió un derrame, por lo cual tuvo que aumentar el cuidado hacia don Roberto Zeledón.

Sin embargo, este miércoles mientras lo vestía, la víctima sufrió el potente infarto que lo mandó al descanso eterno.

La buena samaritana firmó el acta de desistimiento para que el cuerpo no fuera trasladado al Instituto de Medicina Legal, y aunque ella no era su familiar, se comprometió con costear los gastos fúnebres.

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes