Incendio en la Sangre de Cristo de la Catedral tuvo un origen físico y químico

Más Leídas

La Policía Nacional de Nicaragua dio por esclarecido el incendio ocurrido en la capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral de Managua, determinando que el siniestro se produjo por una combinación de elementos físicos y químicos sobre la plataformas donde se ubica la tan venerada imagen.

el incendio en la capilla de la Sangre de Cristo no fue intencional, descartándose acción criminal
el incendio en la capilla de la Sangre de Cristo no fue intencional, descartándose acción criminal

El detallado informe concluyó que el incendio ocurrido en la Sangre de Cristo no fue intencional descartando una acción criminal, según explicó el Comisionado General Jaime Antonio Vanegas.

-Publicidad-

Tras una serie de peritajes desarrollados por especialistas del laboratorio de criminalística de la policía y especialistas de los bomberos se estableció que su origen se debió a la presencia de vapores de alcohol que se combinaron con las llamas de una veladora.

Se realizó el peritaje de AVEXI (Averías, Explosivos e Incendios) y el resultado concluyó que se descarta que haya habido cortocircuito o recalentamiento del sistema eléctrico y también se descartó que el incendio se haya originado por explosión, ya que no se encontró ningún artefacto explosivo industrial o artesanal, ni fragmentos de vidrio, metal o papel, (Bomba molotov y/o bomba de contacto).

El relato de los testigos

Manuel Salvador Bravo Alvarado y Xiomara de Jesús Castro
Manuel Salvador Bravo Alvarado y Xiomara de Jesús Castro

El incendio ocurrió a las 11:30 minutos de la mañana, momento en que se encontraban en el lugar un feligrés identificado como Manuel Salvador Bravo Alvarado, de 70 años de edad, que todos los días llega a rezar y la señora Xiomara de Jesús Castro, de 57 años de edad, quien se dedica a vender veladoras desde hace 27 años.

Doña Xiomara declaró ante las autoridades que don Manuel Salvador estaba dentro de la capilla rezando mientras ella contaba el dinero de la venta de veladoras y observó que había fuego en el entorno de la capilla, por lo que pidió al feligrés que saliera e inmediatamente llamaron a los jardineros de Catedral.

Don Manuel Salvador y Doña Xiomara coinciden en su relato que en el momento que se origina el siniestro solo ellos dos estaban en el lugar y tampoco escucharon ninguna explosión.

Doña Xiomara por su parte afirmó que las monjas de la catedral todos los días, desde que en el país está la covid-19, le entregaban un atomizador color anaranjado con blanco que contiene alcohol para que sea usado para desinfectar las manos de las personas que llegaran a la capilla. El alcohol utilizado en dicho atomizador era de 96% de pureza lo que lo hace altamente volátil e inflamable.

De acuerdo a los análisis de laboratorio en la capilla de la Sangre de Cristo tiene poca ventilación, teniendo únicamente ingreso de aire de la puerta del costado este y otra puerta en la parte oeste.

En el interior de la Capilla, de acuerdo al relato de doña Xiomara, siempre hay un candelabro alto con una vela encendida frente a la cúpula de la Sangre de Cristo. Esa vela es encendida a las 7 de la mañana y se apaga a la una de la tarde, acción que realiza un sacristán de la catedral. 

¿Cómo ocurrió el siniestro en la Sangre de Cristo?

Como resultado de las Investigaciones policiales, peritajes criminalísticos y entrevistas a testigos se determinó que el incendio se produjo de la siguiente forma

El mecanismo de inicio y propagación del incendio se originó al ascender los vapores de alcohol al techo de la capilla, llevados por las corrientes de aire que ingresan por las puertas de acceso, y su posterior descenso por un orificio en la parte superior de la cúpula de la Sangre de Cristo, donde se acumularon.

Los vapores de alcohol acumulados en el interior de la cúpula, al mezclarse con el aire caliente (a 36.1 °C), produjeron el fuego en un proceso conocido científicamente como de solvatación. El fuego producido se propagó en el ambiente incendiando las alfombras, la vestimenta de la Sangre de Cristo y la cúpula de plástico, todos estos materiales susceptibles a la combustión, además de la veladora encendida ubicada a una distancia de 70 centímetros de la cúpula de plástico que protegía la Sangre de Cristo.

El incendio en la capilla no fue intencional, descartándose acción criminal.

Es importante destacar que además la temperatura en la zona norte de la capilla fue medido por los peritos policiales con un máximo de 36.1 °C, en horas comprendidas entre las 10:30 y 11:50 de la mañana.

Igualmente se hizo prueba del alcohol isopropílico con una concentración del 96%, altamente inflamable y volátil, contenido en un envase plástico (atomizador color anaranjado con blanco), encontrado en la primera grada a una altura de 80 cm, ubicado en el costado Sur de la capilla (Utilizado constantemente por decenas de feligreses para la desinfección de manos)

El fuego producido se propagó en el ambiente incendiando las alfombras, la vestimenta de la Sangre de Cristo y la cúpula de plástico
El fuego producido se propagó en el ambiente incendiando las alfombras, la vestimenta de la Sangre de Cristo y la cúpula de plástico

Se encontró la presencia y acumulación de vapores de alcohol en el ambiente de la capilla y en el interior de la cúpula de la Sangre de Cristo, debido al uso constante por decenas de feligreses para la desinfección de mano, utilizando alcohol al 96% (altamente inflamable y volátil).

Materiales de fácil combustión como alfombra color rojo, alfombra plástica color verde, flores artificiales, Santa Túnica, Material plástico que protege la sangre de Cristo, de fácil combustión e inflamable.

La Fuente de calor provino de llama de la veladora ubicada al costado este de la primera grada de la plataforma de la Sangre de Cristo, la cual permanece encendida desde las 07:00 a.m. hasta las 01:00 de la tarde, produciendo aumento de temperatura en el ambiente.

Comisionado General Jaime Antonio Vanegas
Comisionado General Jaime Antonio Vanegas

Durante la conferencia de prensa Zavala estuvo acompañado por el jefe de la Dirección General de Bomberos comandante Ramón Landero, la directora del Laboratorio de Criminalística, Comisionada General Glenda Zavala y el Director de Auxilio Judicial Comisionado Luis Pérez Olivas.


“Alertas
Síguenos en Google News

Cuentos de Don Otto

El garrote del loco | Lencho Catarran

El garrote del loco | Lencho Catarran

Nuestras Noticias