Incendio desgracia vida de familia capitalina en pleno 31 de diciembre

Más Leídas

La casa del señor Silvio Silverio Aragón Luna, de 62 años de edad, quedó en escombros al incendiarse éste mediodía de 31 de diciembre, en el barrio Casimiro Sotelo ubicado, en el distrito uno de la ciudad de Managua.

Resulta que Jessenia de los Ángeles, hija de Silvio Silverio Aragón, se encontraba lavando una ropa en el patio de la casa cuando de repente observó que sus dos niñas de 5 y 9 años salieron a su auxilio por las llamas que empezaban a destruir en interior del inmueble.

-Publicidad-

Minutos antes las niñas habían encendido un fósforo para buscar unas monedas debajo de la cama, la cual comenzó a quemarse por el contacto de la flama con el colchón hasta extenderse en todos los enseres domésticos y la infraestructura.

De inmediato ante la llamada de emergencia de la población llegaron los miembros del Puesto Unificado de Bomberos, de los semáforos del Rigoberto López Pérez, una cuadra abajo y una al sur, donde se combustionó la casa construida la mitad de concreto y el resto de madera.

En la vivienda con un área de 50 metros combustionada, habitaban dos adultos igual número de niñas, y en extinción del incendio trabajaron 20 bomberos y 4 cisternas, desde donde trasladaron el agua a más de 100 metros de distancia.

El incendio en el barrio Casimiro Sotelo ocurre en menos de 24 horas, en que las llamas acabaron con tres viviendas en el barrio Costa Rica, propiamente del puente Larreynaga una cuadra al lago, 75 varas arriba, en Managua.

El Comandante Enrique Chavarría, del Benemérito Cuerpo de Bomberos, exhortó a las familias a tomar en cuenta siempre las recomendaciones para evitar éste tipo de situaciones, cuidar que los niños no jueguen con fósforos ni pólvora, evitar recargar el sistema eléctrico, bajar la palanca de la válvula del tanque de gas propano.

Nuestras Noticias