Hombre de 58 años pidió a juez quitarle apellido del “padre” que lo maltrató durante toda su vida

Más Leídas

Un juez de Familia ordenó al registrador del estado civil de las personas de Managua quitarle el apellido del padre a un hombre de 58 años de edad, quien impugnó el reconocimiento paterno para no cargar con el apelativo de un sujeto que lo maltrato durante toda su vida.

Hombre de 58 años pidió a juez quitarle apellido del “padre” que lo maltrató durante toda su vida

En su mandamiento, el juez consideró haber encontrado “suficientes méritos legales y morales” para declarar con lugar la impugnación del reconocimiento paterno.

-Publicidad-

“Repudio ese apellido por maltrato físico que hizo ese señor en vida hacia mi persona…quiero que mi hijo herede el apellido de mi madre…hubo maltrato físico…y no quiero heredar ese apellido a mi hijo, el señor no es mi padre biológico”, explicó M.A.C.M ante el juez cuarto de distrito de Familia, doctor José Ramón Barberena.

El Artículo 208 del Código de Familia establece que “si el hijo o hija no es mayor de edad, podrá desechar el reconocimiento cuando sea declarado mayor o alcance su mayoría de edad, dentro de un plazo no mayor de un año, contado desde esa fecha”.

En este caso, el derecho legal de M.A.C.M. expiró hace 40 años, es decir, cuando alcanzó la mayoría de edad, sin embargo, él se enteró de que M.C.R. no era su padre biológico hasta hace seis años, cuando desde la cama de un hospital y sintiendo que le llegaba su última hora el hombre le confesó la verdad y le pidió perdón.

La autoridad judicial valoró el hecho de que el demandante indicó que supo que no era hijo de M.C.R. hasta hace seis años, y además, que como descendiente nunca recibió un trato como tal, y la vida a su lado se constituyó en una dolorosa pesadilla debido a los castigos severos, el maltrato y las humillaciones que le daba.

Para deshacerse del apellido que física y psicológicamente lo marcó de por vida, el hombre interpuso la demanda con acción de Rechazo de Reconocimiento de Paternidad.

El juez Barberena indicó que “estando legitimado para ello”, M.A.C.M. demandó el rechazo del reconocimiento de paternidad del ahora fallecido, demostrando incluso con el testimonio de un hermano que el supuesto padre “era un borracho empedernido…y el maltrato hacia M.A.C.M. era descomunal”.

“Siendo mayor de edad tiene la capacidad plena para decidir sobre su persona y siendo esta pretensión una de las que atañe a su propia personalidad y que estando claro de las consecuencias legales que tiene dicha decisión, este judicial llega al pleno convencimiento de que existen méritos legales y morales suficientes para declarar con lugar dicha pretensión”, sentenció el judicial.

-Publicidad-
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes