Inicio Internacionales

Firma de acuerdo para congelar producción petrolera está cerca, anuncia Maduro

134
Compartir

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este sábado que está “muy cerca” la firma del acuerdo de congelación de la producción de petróleo, como parte de las medidas tomadas para estabilizar el mercado.

146722

“Estamos muy cerca de llegar a un acuerdo y de firmar dicho documento. Esto allanará el camino a nueva era de estabilidad e inversiones”, afirmó Maduro tras reunirse en Bakú con el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev.

En rueda de prensa difundida por la televisión venezolana, el jefe de Estado indicó que próximamente se podrá informar de “una fase de estabilidad en los mercados” con “precios realistas”.

Acompañado de Aliev, expresó que los integrantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), más algunas naciones ajenas al ente que exportan petróleo, buscarán un convenio justo para todos.

“¿Es saludable para la economía del mundo que el petróleo esté a 30, 20 dólares, y lo tengamos durante un tiempo a 150? La respuesta es no, así que este acuerdo amerita gran conciencia y voluntad política entre los países OPEP y no OPEP”, estimó.

El mandatario venezolano resaltó que debido a los bajos precios del crudo durante los últimos 22 meses, las inversiones han caído de 700.000 a 520.000 millones de dólares.

Llamó a los países al margen del organismo, a cooperar con la OPEP para consensuar “un mecanismo de control para el cumplimiento de las decisiones” que se tomen en la reunión ministerial de la OPEP, el próximo 30 de noviembre en Viena, Austria.

Como parte de la agenda estipulada por el Ejecutivo venezolano en tierras foráneas, calificada como gira internacional relámpago por el presidente Maduro, éste se encuentra en Irán.

El objetivo es acordar posturas de cara a la estabilización del mercado petrolero, afectado por los bajos precios mantenidos por motivos geopolíticos.

En los últimos dos años el mercado del crudo se ha visto afectado por la sobreoferta, lo que trajo como consecuencia la reducción de los precios en más de 60 por ciento, lo que pone en riesgo el nivel de inversiones que se requiere para cubrir la demanda energética mundial.