Familiares y amigos despiden a nica asesinada por odontólogo en Panamá

Más Leídas

La tristeza reinó entre los familiares, amigos y conocidos de la nicaragüense Elizabeth Lucila Guillén, de 23 años, quienes ayer jueves la despidieron en el cementerio municipal de Chepo, en Panamá.

Debido al deteriorado estado de su cuerpo, los restos fueron trasladados directamente hacia el camposanto donde familiares y amigos manifestaron su esperanza, que ahora la joven puede descansar en paz.

La pinolera fue asesinada el pasado 24 de agosto por el técnico en Odontología, Félix Solís Vega, de 58 años, su pareja sentimental, quien luego de cometer el crimen, arrojó el cuerpo desnudo a un tanque séptico.

Solís Vega acabó con la vida de la joven de una forma cruel tal como lo detalló el fiscal del horrendo crimen.

Eran cerca de las 2:00 de la mañana cuando Félix, golpeó en la espalda con un tubo metálico a Elizabeth, quien estaba dormida y desnuda.

Posteriormente la asfixió, colocándole una bolsa en la cabeza, luego volvió a golpearla, le amarró las manos y la tiró al tanque séptico.

Sin embargo, a los días empezó a sentir el mal olor, por lo que procedió a echarle cal al tanque y lo selló con cemento para que no saliera la fetidez y los vecinos no se percataran.

El cuerpo de la joven permaneció dentro del tanque séptico 36 días, mientras los familiares y amigos angustiosos la buscaban con la esperanza de encontrarla con vida.

La nicaragüense fue víctima de un hombre extremadamente celoso. El pasado 30 de septiembre, el sujeto confesó el crimen y los condujo a dónde había lanzado el cuerpo de Elizabeth,

Hoy, Félix Solís Vega se encuentra en la cárcel, mientras la madre de la joven nicaragüense clama que al criminal le caiga todo el peso de la ley.

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes