En venganza a su ex, padre mata a sus hijas y las arroja al Océano, en España

Más Leídas

Tras 2 meses de intensa búsqueda, el cuerpo de la pequeña Olivia Gimeno Zimmermann, fue encontrado por las autoridades españolas en una bolsa y al fondo del océano.

Padre mata a sus hijas y las arroja al océano, en España

Olivia de 6 añitos fue reportada desaparecida el 27 de abril, junto a su hermana Anna, luego que el papá de las menores no las llevara con su mamá a la hora acordada.

-Publicidad-

El cuerpo de Olivia se encontraba en el fondo del mar, dentro de una bolsa atada al ancla de la embarcación del padre de las menores, Tomás Gimeno, de 37 años.

El barco había sido encontrado a la deriva, sin ancla, al día siguiente de la desaparición.

El hecho ya ha sido comunicado a la madre y a la familia de las menores. Los trabajos de rastreo de la Guardia Civil prosiguen en el lugar, en busca de los cuerpos de Anna y Tomás Gimeno.

Junto a la bolsa de deporte en cuyo interior se encontró, había otra bolsa vacía. El cadáver fue trasladado a tierra sobre las 18.00 y llevado al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en San Cristóbal de La Laguna.

El día de la desaparición, Tomás Gimeno fue visto embarcando seis bolsas en la lancha con la que partió de Santa Cruz de Tenerife.

El padre de las niñas secuestró presuntamente a sus dos hijas en la noche del pasado 27 de abril en la isla canaria de Tenerife.

El 27 de abril, hacia las cinco de la tarde, Tomás Gimeno recogió a Anna en casa de la madre de las niñas, su expareja Beatriz Zimmermann, de 35 años.

Después fue a buscar a Olivia a un campamento al que acudía tras el colegio y, posteriormente, se dirigió con ellas a su casa en el municipio de Igueste de Candelaria.

Alrededor de las 19.30 acudió al puerto deportivo Marina Tenerife. Ni las cámaras de seguridad ni el guardia de seguridad detectaron a su entrada la presencia de Anna y Olivia.

Gimeno embarcó solo. Antes de hacerlo, cargó en la barca seis maletas y bolsos, para lo cual realizó tres viajes desde su Audi A3 blanco. Aquel día zarparía dos veces.

De regreso de su primera incursión en el mar, fue interceptado por la Guardia Civil y propuesto para sanción por saltarse el toque de queda. Pasada la medianoche, volvió a zarpar y se perdió su rastro. Al día siguiente, la embarcación fue localizada vacía, a la deriva y sin ancla frente a la localidad del Puertito de Güímar, en la costa este de la isla.

Poco después se encontró flotando una silla de retención de menores para coches, que utilizaba Anna. El pasado lunes, el Ángeles Alvariño halló una botella de oxígeno y una funda nórdica en el mar, ambas propiedad de Gimeno.

-Publicidad-
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_img

Artículos recientes