En unidad de quemados de “Aproquen” se recuperan 2 de las víctimas de explosión en comarca de Nueva Guinea

Más Leídas

En la Unidad de Quemados de “APROQUEN”, del hospital Vivian Pellas, se encuentran Juliana del Carmen Hurtado Marín, y Pablo Antonio Amador Castillo, ambos de 13 años de edad, quienes sufrieron quemaduras graves en la cara, miembros inferiores, superiores y la espalda.

Ambos menores son parte de las 16 personas que ayer resultaron lesionadas y quemados tras la supuesta explosión de un tanque de gas y una pichinga de gasolina en la casa de Pedro González, en la comunidad Aguas Gatas, a 60 kilómetros de la colonia El Triunfo de Nueva Guinea, Caribe Sur.

La pediatra Juliana Mena Espinoza, de “APROQUEN”, confirmó que el estado de salud de ambos jovencitos es delicado por las graves quemaduras que sufrieron, pero confía en su juventud y los tratamientos que les están aplicando para su recuperación.

Hasta el cierre de nuestra audición, las autoridades policiales, que investigan el caso, aun no brindaban un informe sobre las causas de la explosión que hasta ahora no cobra ninguna vida, pero que si mantienen bajo tratamiento a Oneydi Runde López Amador, de 8 meses de nacido, Marlene Arróliga, de 17, y Nora Manzanares González, de 34 años.

También reciben atención médica en distintos centros asistenciales de Chontales y Managua, el niño Misael Hurtado, de 7 años, Telma Amador Manzanares, de 16, Evelia Amador González, de 20, Pablo Antonio Manzanares, de 19 años.

Otros hospitalizados por la explosión son Norma Manzanares González, de 34, Flora Manzanares González, de 37, Ramón González, de 15, Juan Araúz, de 20, Paula Editza Amador, de 15, Santos Basilio Amador, de 18 años, José Margarito Amador, de 17, y Rosendo Amador, de 27 años.

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes