Inicio Internacionales

El último y brutal video que el EI difundió

586
Compartir

Un nuevo video difundido por el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) se dio a conocer el mismo día del inicio de la ofensiva del Ejercito iraquí y de las milicias kurdas para recuperar de manos del grupo terrorista la ciudad de Mosul considerada el último bastión yihadista en ese país.

Como ya es costumbre, el ISIS filmó, en forma a la vez de propaganda y amenaza, las ejecuciones de hombres acusados por los terroristas de “ser espías”.

En una de las primeras y brutales escenas, un hombre vestido con mameluco naranja -como lo están habitualmente las víctimas del ISIS destinadas a ser ejecutadas-, aparece arrodillado, de espaladas a una pared, con las manos atadas.

El verdugo le dibuja un punto en la frente con aerosol negro que marca el blanco del tiro que está por dispararle. Las imágenes muestran entonces el momento exacto del impacto y cómo el hombre se desangra en el piso, boca arriba, con la cabeza agujereada por la bala de una escopeta.

Y así se repiten la ejecuciones de hombres caídos en manos de los terroristas en la ciudad de Mosul.

Captura de pantalla del video difundido por el Estado Islámico

Captura de pantalla del video difundido por el Estado Islámico

Las fuerzas iraquíes lanzaron este lunes la ofensiva para reconquistar la ciudad de Mosul, la segunda más importante del país y bastión del grupo Estado Islámico en Irak, una batalla que los Estados Unidos consideran decisiva en la lucha contra los yihadistas.

Mosul, situada a orillas del río Tigris y de población mayoritariamente sunita, cayó en poder del Estado Islámico el 9 junio de 2014.

El 29 de junio de 2014, el jefe del ISIS, Abú Bakr al Baghdadi, proclamó desde la gran mezquita de Mosul el califato islámico en los territorios conquistados por los yihadistas en Irak y Siria durante campañas relámpago en 2014 y 2015.

“Éste es un momento decisivo en la campaña para infligirle una derrota duradera al ISIS”, señaló por su parte en un comunicado el secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter.