Inicio Internacionales

El rescate de Frida en México resultó ser un espejismo

1053
Compartir
“Frida Sofía” el nombre que conmovió a México

El rescate que duró más de 30 horas de una niña que estaba atrapada bajo los escombros del Colegio Enrique Rébsamen, en Ciudad de México, tras el terremoto de 7.1 del pasado 19 de septiembre, resultó ser un espejismo igual que el ocurrido en 1985, cuando otro devastador terremoto sacudió el país Azteca.

El jueves, finalmente las autoridades de la marina mexicana que estaban a cargo del rescate de la niña que fue llamada “Frida Sofía”, tras casi dos días de búsqueda bajo los escombros de una escuela privada al sur de la capital, pidieron perdón pues la pequeña no existía.

El caso se transformó en un Deja Vu, del otro niño, llamado Luis Ramón, “Monchito”, que mantuvo en vilo al país un 19 de septiembre de 1985, y que tampoco existió y que al igual que el de Frida Sofía, los rescatistas decían lanzaba gritos de ayuda, desde lo profundo de un edificio habitacional en ruinas en el céntrico barrio La Merced.

Al igual que la historia de “Monchito”, el caso de Frida Sofía, fue un eco noticioso en México, y el mundo que arrancó lágrimas de los que conocían de la noticia, los esfuerzos de los rescatistas y de que no cesaría la búsqueda hasta rescatarla.

Sin embargo el caso de Frida Sofía, solo existió entre los efectivos de la marina que aseguraban tener señales térmicas de la pequeña y el rescatista que vio mover los dedos de la niña, pasarle agua y aire a través de mangueras.

En 1985, el caso de “Monchito”, se le atribuyó a un periodista de un diario mexicano que fue supuestamente presionado a llevar historias “sensacionales” del terremoto de 8.1 grados en la escala de Richter que dejó unos 15 mil fallecidos.

Fue así como el diario, publicó la historia en la que el periodista aseguraba que “Monchito”, que vivía con su abuelo, quedó sepultado bajo una “vecindad”, y hasta había hablado con el anciano que le dijo que estaba vivo con su nieto y sobrevivían ambos “comiendo galletas” y tomando su propia orina, lo que aumentó más el sentimiento de búsqueda.

“Hasta donde supimos los reporteros que cubrimos la nota, el supuesto padre lo único que deseaba era rescatar una caja fuerte que había dejado olvidada. El tal Monchito nunca existió”, relató algunos años después un periodista que buscó confirmar la noticia sin éxito.

Este jueves el subsecretario de Marina de México, Ángel Sarmiento, informó que tenían la seguridad que todos los niños del Colegio Enrique Rébsamen o desgraciadamente fallecieron o están en los hospitales o están a salvo en sus casas, dando punto final al rescate de la niña Frida Sofía que al igual que “Monchito”, nunca existió.

Lo que sí es un hecho es la muerte de 19 niños de dicha escuela y seis adultos, entre ellos el de una profesora cuyo cuerpo fue recuperado la madrugada del jueves, así como el rescate de otros once estudiantes después del terremoto.

Asimismo se conoció que más de 60 personas, sí fueron rescatadas y puestas a salvo en distintos edificios caídos en Ciudad de México.