Inicio Destacadas

El legado de Paz, Diálogo y Fe se manifiesta en la despedida del Cardenal Miguel

381

Lo seres más cercanos a Su Eminencia Reverendísimo, el Cardenal Miguel Obando y Bravo, asisten hoy con dolor en el pecho, pero con gran orgullo y creyentes en el legado de paz, diálogo y fe que expresó durante su vida.

Al partir de este plano físico y dirigirse al encuentro con el Creador, el Cardenal Miguel inspira el compromiso de servicio y amor al prójimo, a los más desposeídos y a los jóvenes, a quienes siempre entregó el mensaje de esperanza.

A su homenaje, asisten amigos, sacerdotes, autoridades militares, policiales, ex funcionarios y el sucesor en la arquidiócesis de Managua, el Cardenal Leopoldo Brenes.

Brenes precisamente fue uno de los que recordó el trabajo por la pacificación del país en tiempos de guerra y su participación activa en la historia de Nicaragua y la iglesia.

“Creo que el trabajo que hemos venido realizando es siempre el respeto a la vida, a la defensa de la vida, en promover la vida y recuerdo que él decía que él participaba en esas comisiones para evitar una muerte más… y es prácticamente lo que nosotros hoy, en este tiempo, hemos querido participar, como mediadores”, dijo, haciendo referencia al diálogo nacional, al que dijo, hay que seguir apostando para salir de la crisis actual en el país.

El Obispo de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez, expresó que Nicaragua está de luto por la partida de Su Eminencia.

“Hemos perdido físicamente a un gran hombre, a un gran creyente, a un gran pastor, a un buen amigo, hermano y padre, que estamos seguros, ante el trono celestial, está rogando ahora por nosotros”, dijo Álvarez, considerando a Obando como un maestro en muchas cosas “y por supuesto maestro en el dialogo”.

Mientras que el obispo de León y Chinandega, Bosco Vivas Robelo, lo calificó como una persona extraordinaria, “un gran ser humano lleno de verdadero sentido de fraternidad y de búsqueda de paz y reconciliación y también un hombre que, en sí, era un roble, que daba seguridad, energía, la misma que daba por la orientación que le daba la iglesia”, apuntó.

Legado de amor

La rectora de la Universidad Católica, Michelle Rivas, afirmó que el mayor legado del Cardenal Obando es el precisamente el legado del amor.

“Yo siempre pienso que hay que recordarlo con amor, con alegría, con esa alegría y con esa fortaleza que le caracterizaba a Su Eminencia hasta los últimos días, un hombre lleno de fe, un hombre lleno de amor, un hombre siempre buscando el bien común, el bien para los seres humanos”, expresó.

Mientras tanto, su asistente persona Chepita Rivas, recordó su total entrega a la fe y a sus semejantes.

“Siempre andaba en los rincones atendiendo a la gente. La gente que lo cuidaba, amanecía y les decía: Buenos días, ¿Ya comieron? ¿Cómo están?, vamos a rezar un ave maría, siempre estaba con las personas que lo atendían, pendientes de ellas con todo su amor y su cariño. Un gran ser humano lleno de bondad y dijo; hay que perdonar, perdonar como dice el señor, no 7 veces, sino 70 veces 7, porque los enemigos lo destrozan a uno, pero su obligación, la obligación de todos es perdonar”, comentó.

El ex procurador Francisco Fiallos recordó su amistad con Obando desde la infancia, que se mantuvo hasta el último momento.

“Yo lo que más sentía por él era su sentido de amistad, fuimos amigos leales. Él era una persona que salvó muchas vidas y arriesgó su propia vida por otros, por eso digo que era un gran amigo”, destacó.

La Comandante Doris Tijerino, Diputada Ante el Parlacen, expresó que Obando es ejemplo para el pueblo en general y para el Sandinismo.

“Toda su acción, toda su coherencia, toda su actitud de servicio al pueblo y de luchador por la paz, creo que es el legado y lo que más debemos de recordar de él, preservar y mantener vivo. Creo que los jóvenes deberían preocuparse y ocuparse de conocer la vida de Miguel Obando, porque fue un formador siempre”, señaló Tijerino, quien fue testigo de sus acciones en varias ocasiones en las que su mediación salvó su vida.

“Yo creo que todo mundo sabe su papel en los diálogos de Sapoá, el acuerdo con la resistencia que llamamos hoy, antes le decíamos contra y antes del triunfo, la toma del Congreso Nacional, ahí también jugó un papel muy importante”, aseveró.