El cohete chino Larga Marcha 5B Y2 se desintegró en la atmósfera

Más Leídas

Los restos del cohete chino Larga Marcha 5B Y2 se desintegraron por completo este domingo en horas de la madrugada, al momento de ingresar a la atmósfera terrestre.

Este cohete pesaba entre 17 y 21 toneladas y medía 30 metros de diámetro, y avanzaba sin control hacia nuestro planeta a unos 28 mil kilómetros por hora.

-Publicidad-

Los restos reingresaron a la tierra a eso de las 10:24 pm (Hora GMT) y cayeron en la posición 72.47 grados de longitud este y 2.65 grados de latitud norte, en el Océano Indico, según reportó la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China.

El aparato se desintegró por completo al colisionar con la atmósfera terrestre sobre las Islas Maldivas, al sur de La India.

¿Una alerta exagerada?

El cohete fue lanzado al espacio el pasado 29 de abril para poner en órbita una sección de la estación espacial que está construyendo China, la cual será ensamblada por partes.

Todos los servicios espaciales más importantes del mundo le dieron especial seguimiento al cohete, luego que los principales medios del mundo aseguraran que representaba una amenaza para nuestro planeta.

En todo momento el Gobierno Chino aseguró que existía poco riesgo de que los restos del mismo cayeran sobre una zona habitada.

El experto chino Song Zhongping aseguró que es completamente normal que restos de cohetes regresen a la Tierra; y señaló que es una práctica común que llevan a cabo muchos otros países como los Estados Unidos de América.

El pasado mes de marzo los escombros de un cohete Falcon 9, lanzado por la compañía estadounidense SpaceX, cayeron sobre Washington y en las costas de Oregon.

-Publicidad-
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_img

Artículos recientes