Destapan escándalo en Colombia: Monjas y padres tenían sexo libremente

Más Leídas

Un grupo de sacerdotes de la localidad de Valledupar, al norte de Colombia, fueron suspendidos de sus funciones luego que se descubriera que sostenían relaciones sexuales ademas de realizar prácticas esotéricas.

Fue el sacerdote Norberto Mogollón, director Pastoral de la Diócesis de Valledupar, quien pidió al propio Vaticano que investigara a 17 curas y dos mujeres civiles por quebrantar su celibato, una de las máximas doctrinas de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana.

Los religiosos suspendidos forman parte de la Asociación Seminario del Pueblo de Dios, que nació en Barcelona en 1977 y fue extinguida por el Tribunal eclesiástico en el año de 2017, por impartir doctrinas contrarias con la Fe católica.

Sin embargo estos diecisietes religiosos, pese a la sanción que les habían impuesto, tenían espacios en parroquias y conventos en ciudades de España y Colombia.

La investigación reveló que el grupo de religiosos, todos mayores de edad, realizaba prácticas sexuales entre hombres y mujeres de manera consentida, y aunque no es un delito penal si incurrieron en uno católico.



“Alertas

Nuestras Noticias