Presidente Daniel Ortega y Compañera Rosario Murillo presidieron homenaje al General Sandino

Más Leídas

El Presidente de Nicaragua Daniel Ortega Saavedra y la Vicepresidente Rosario Murillo presidieron el acto en homenaje al General Augusto C. Sandino, en el 126 aniversario de su natalicio.

En el acto participaron el General Julio César Avilés, Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua; el Primer Comisionado General Francisco Díaz, Jefe de la Policía Nacional; el doctor Gustavo Porras, Presidente de la Asamblea Nacional; el compañero Iván Acosta, Ministro de Hacienda y Crédito Público y los generales del Ejército Bayardo Rodríguez, Marvin Corrales y Aldo Sáenz.

El Comandante Daniel Ortega Saavedra inició su intervención destacando que “ha estado hablado con Blanca Segovia, estamos hablando con ella por teléfono, nos estamos comunicando, saludándola una vez más, hoy en un aniversario más del nacimiento de su padre, el General Sandino”, comentó.

“Blanca siempre con su voz firme, enérgica y comprometida con la batalla que está librando el pueblo nicaragüense, que es la batalla del General Sandino. Así que hoy, en este día que estamos conmemorando el 126 aniversario del nacimiento de nuestro general, nuestro Saludo, nuestro cariño, nuestro abrazo a Blanca Segovia y a toda familia Sandino”, enfatizó.

El Comandante hizo énfasis en la presencia en el acto del Iván Acosta, Ministro de Hacienda y Crédito Público “que administra la hacienda pública, una responsabilidad enorme, para poder librar esta batalla, que tiene que ver con asegurar el empleo, y asegurar el empleo significa asegurar los salarios, el empleo de maestros, de trabajadores de la salud, el empleo de los trabajadores de la construcción, el empleo de los soldados, de los oficiales del ejército, igualmente de la policía, de todas las instituciones que tiene que ver con el resguardo de nuestras fronteras, puertos, aeropuertos, pasos fronterizos terrestres y una cantidad de instituciones que tenemos sirviéndole al pueblo nicaragüense”.

La paz, fundamental e indispensable

El Comandante Ortega reiteró que “en este día, nuestro mensaje a todos ustedes hermanos nicaragüenses, a todos los que nos están escuchando, nos están observando, nuestro mensaje es un mensaje de paz, la paz es indispensable, fundamental para poder asumir las tareas en cualquier país del mundo”.

Dijo que igualmente la paz es indispensable para que no se agudicen las confrontaciones a nivel global, confrontaciones que siempre ponen en riesgo la paz de todos los habitantes del planeta, la paz.

Exhortó a reconocer la lucha del pueblo nicaragüense en la defensa de la paz, “y que mejor y mayor símbolo de lo que es la lucha por la paz que el general Sandino. El luchó por la paz, no puede estar en paz un país ocupado por tropas extranjeras, no puede estar en paz, ese país esta humillado, está agredido, y el General Sandino luchó por la soberanía de Nicaragua”.

“Y bien sabemos que no pudieron derrotarlo las tropas norteamericanas, que tuvieron que retirarse sin lograr su objetivo de derrotar al Ejército Defensor de la Soberanía Nacional y retirar las tropas yanquis de nuestro país, que fue lo que se propuso el General Sandino, consolidar la paz”, subrayó.

El Presidente Daniel Ortega hizo énfasis que al General Sandino no se le ocurrió darle continuidad a la guerra, “tenía fuerzas disponibles para continuar una batalla en el campo militar, pero no, él estaba convencido de que retirar a las tropas yanquis de Nicaragua era el momento de la paz, el momento de la reconciliación”.

“Y ya sabemos la historia como él entregó su vida, después de firmar los acuerdos de paz en Managua, bajando de la montaña, hasta la ciudad de Managua, para reunirse con el Presidente, incluso reunirse con Somoza, y todos conocemos lo que es el abrazo de Somoza, cuando abraza a Sandino y Somoza le dice que son hermanos, ¡Figura más que Judas!”

“Judas preparándose para asesinar a Sandino, y Sandino con toda la buena fe negociando y dando pasos muy concretos para el restablecimiento de la paz, aceptando la reunión y la cena en la Presidencia aquel 21 de febrero de 1934 y luego bajando de la Presidencia sobre esta avenida, bajando de la presidencia, lo capturan y lo asesinan”.

En este sentido el Comandante Daniel destaca en su relato que Sandino muere defendiendo la paz “y se impuso la traición, se impuso la política terrorista de los gobernantes norteamericanos que no aceptaban haber sido derrotados por Sandino, y recurrieron entonces a la traición”.

“Y a lo largo de esta historia, siempre hemos estado luchando por la paz los nicaragüenses, porque queremos la paz los nicaragüenses. Lo que ha costado alcanzar la paz, y lo que cuesta mantener la paz”.

Mantener la paz no es fácil

Reiteró que se puede alcanzar la paz, pero luego mantener la paz no es fácil, “estamos viendo un ejemplo claro allá en Colombia, una guerrilla de largos años, encabezada por el Comandante Manuel Marulanda, una guerrilla poderosa, que tuvimos la oportunidad, en una ocasión, en que en Colombia se realizaba una reunión precisamente para buscar la paz, entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla revolucionaria encabezada por Marulanda, y estuvimos ahí. Ya nosotros habíamos alcanzado la paz, no estábamos en el gobierno, pero fuimos invitados y acudimos y tuvimos la oportunidad de reunirnos con el mando de la FARC y el Comandante Marulanda e imponerle en su pecho la Orden Sandino, que la recibió con mucho orgullo”.

“Y bueno, trasladando experiencias, intercambiando, tanto con la dirigencia de la guerrilla, como con los delegados que tenía el gobierno negociando con la guerrilla. Pero ese proceso no logró sostenerse y volvieron nuevamente los enfrentamientos. Volvió nuevamente la guerra, con toda la intensidad que tenían y tiene allá en Colombia.

Y yo recuerdo, perfectamente recuerdo como el Presidente Uribe, en una reunión que teníamos, nos llamaba alegremente y nos decía que habían logrado matar a varios jefes guerrilleros, y que ahí la FARC estaba liquidada. Yo lo llamé aparte y le dije: ‘Presidente, la FARC no está derrotada, hay que buscar el camino del diálogo, de la negociación, por esa vía no van a lograr la paz’ y recuerdo que luego en México, durante la toma de posesión de Peña Nieto estaba el Presidente Santos, y estaba asistiendo a la toma de posesión del Presidente Peña Nieto. Estaba reciente el fallo de la Corte (de La Haya), que le daba a Nicaragua la soberanía sobre esa zona del Mar Caribe, y nos reunimos luego de las actividades de la toma de posesión, nos reunimos con el Presidente Santos. Y estuvimos conversando sobre el tema del fallo, entendiendo porque era un fallo que beneficiaba a Nicaragua, pero complicado para Colombia, porque algunas fuerzas políticas en Colombia, incluyendo el Presidente Uribe, llamando a desconocer el fallo, llamando a poner a la fuerza naval colombiana en las costas de nuestro país y no respetar el fallo. No era fácil la situación y compleja, muy difícil, y nosotros, bueno, cumpliendo con el fallo, resguardando ese nuevo territorio, amplio y ancho territorio marítimo con la Fuerza Naval, con la Fuerza Aérea, con Fuerzas Terrestres, resguardando, simplemente labores de vigilancia, un plan de combate no se nos ocurría, un combate con el ejército de Colombia, simplemente apostando a que tenía que pesar más, más fuerza, debería tener como lo tiene, la fuerza de derecho sobre lo que es la fuerza del poderío económico y el poderío militar. La fuerza del derecho es y debe ser más poderosa y es lo que nos ha permito resguardar ese territorio recuperado para Nicaragua en el Mar Caribe”, dijo.

“Les decía, el ejemplo más claro que tenemos ahorita de lo que es una situación donde no se ha logrado todavía ponerle fin a la inestabilidad, a los enfrentamientos. Se avanzado mucho en los acuerdos de paz, es cierto, donde Cuba, Venezuela impulsaron, apoyaron estos acuerdos de paz. Acuerdos de paz que se firmaron allá en la Habana, se ratificaron en Bogotá. Y Todavía esos acuerdos que están ahí con toda la fuerza, con toda la legitimidad que le dio ese proceso de negociación hasta firmar ese documento. ¿Qué está pasando? Lo que está pasando es que al final ahí está la inestabilidad que empieza con la muerte de muchos de los compañeros que entregaron las armas y que luego, grupos extremistas los asesinaron. Y a esto se suma los problemas de orden económico social”.

Explicó el Comandante Daniel Ortega que “en estos momentos en Colombia hay una situación que no nos alegra, porque le genera inestabilidad a ese pueblo, por lo que el pueblo está protestando, está demandando, está exigiendo que se ponga fin a la violencia contra la población, que se atiendan los problemas de orden económico social, que se resguarde la vida, que se resguarde la salud en estos tiempos de pandemia”.

“Colombia está viviendo una situación muy parecida a la que se dio en muchos países donde la gente protesta y luego se dan en medio de la protesta, se dan acciones de violencia que generan mayor inseguridad, y más violencia”, ejemplificó.

“¡Cuánta violencia en el mundo, la que están viviendo en este momento dos pueblos!, el pueblo palestino y el pueblo de Israel, son dos pueblos y hay una causa. Después de largas luchas ahí, del pueblo palestino, y largas luchas también del pueblo de Israel, incluso junto a los británicos, al final se tomaron acuerdos allá por el año 1967 y estos acuerdos se firmaron en Naciones Unidas, y fueron respaldados por todas Naciones Unidas, incluyendo Estados Unidos, Israel, los palestinos, pero que ha pasado desde 1967 hasta la fecha, que no se ha cumplido con esos acuerdos, no se han respetado las fronteras que se delimitan en esos acuerdos, sino que por la fuerza y su potencia militar han seguido ocupando territorio palestino, desbaratando pueblos enteros, barrios enteros y luego construyendo ahí los israelitas, en violación abierta a esos acuerdos”.

“Y entonces claro, eso genera violencia y nosotros nos hemos pronunciado como nos pronunciamos por la paz en Colombia, por la paz, en Israel, en Palestina, que se respeten acuerdos y que cesen ocupaciones del territorio palestino y se retornen esos territorios al pueblo palestino tal y como lo mandan los acuerdos de 1967”.

“Y estamos por la paz, en la lucha que libra el pueblo venezolano y nuestro hermano Nicolás Maduro, en una batalla desigual, frente a un bloqueo y agresiones brutales de parte de los gobernantes norteamericanos, un pueblo que sigue resistiendo, que sigue luchando por la vida, luchando por la paz”.

Finalmente reiteró que es “claro que estamos por la paz en Colombia, que se logre ya acuerdos de paz que le den estabilidad a Colombia. Cuanta más estabilidad, cuanta más paz exista en cualquier región del planeta, mejores condiciones existen para el desarrollo económico, para el desarrollo social, para enfrentar cualquier tipo de enfermedades y pandemias como la que está afectando actualmente al mundo”.

Nuestras Noticias