Curandero nicaragüense muere acribillado a tiros en Panamá

Más Leídas

El nicaragüense Erick Quezada, de 30 años de edad, murió acribillado a balazos cuando estaba sentado en una silla de ruedas en el portal de su casa en el Corregimiento de Llano Bonito de Chitré, en la república de Panamá.

Periódicos panameños informaron que el pinolero no tenía piernas y era conocido como curandero por el sector del distrito en donde habitaba.

-Publicidad-

Mientras tanto las autoridades policiales indicaron que por el crimen no hay nadie detenido y que se encuentran realizando las investigaciones del caso.

Nuestras Noticias