Cruzrojistas salvaron de la muerte a varias personas, muchos de ellos borrachos

Más Leídas

De las aguas del balneario de Xiloá fue sacado con vida por socorristas el señor Félix Bhornk, de 34 años de edad, habitante de la zona 4 de Ciudad Sandino, luego que se metió bien borracho y se estaba ahogando.

 

Don Félix como todo borracho necio, se volvió a meter al agua y nuevamente se estaba ahogando por lo que los socorristas al volverlo a rescatar solicitaron la intervención policial, para que fuera sacado del balneario antes que se ahogara.

Otras personas que tienen una nueva oportunidad en esta vida gracias al trabajo de los socorristas, es Joshua González, de 4 años, habitante de la carretera nueva a León y Kimberly Isidora Monzo, de 7 añitos, del barrio Santa Ana Sur, quienes se estaban ahogando mientras sus padres se ahogaban en guaro en la laguna de Xiloa.

Los socorristas también salvaron la vida este domingo a Carla Cano Ríos, de 34 años de edad, quien se estaba ahogando a 200 metros mar adentro en el balneario de Poneloya.

Por otra parte, en el balneario de Pochomil fueron arrancados de las garras de la muerte, Rudy Hernández Calero, 18 años, quien habita en el barrio Camilo Ortega, en Managua, y quien casi se ahoga por meterse bolo a desafiar las olas.

Otro borracho que debe dar gracias a dios y a los cruzrojistas por estar vivo es Gerald Enrique Calero Mojica, de 15 años, quien habita en el barrio Camilo Ortega, aquí en Managua.

En el balneario de Pochomil también fueron rescatados de las aguas los hermanos Ángel y Jeferson, ambos de apellidos Narváez Espinoza, quienes se estaban ahogando por meterse bolos al agua.

Los hermanos Narváez Espinoza deben dar gracias a dios porque sino a esta hora se efectuaría una doble vela en la casa que habitan también en el barrio Camilo Ortega.

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes