Crucifijo le salva la vida a niño que recibió un balazo en el pecho

Más Leídas

Las imágenes difundidas en redes sociales muestran la cruz de metal con un agujero en el centro y el Cristo intacto, que por obra divina o casualidad, habría impedido una tragedia.

Un niño de la provincia argentina de Tucumán consiguió engañar a la muerte en la víspera de Año Nuevo gracias a una cadena con un crucifijo que llevaba puesto, que impidió que una bala perdida le atravesara el pecho, informan medios locales.

El hecho ocurrió poco antes de la medianoche del 31 de diciembre, cuando Tiziano, de 9 años, recibió un disparo en la puerta de su casa en el barrio Las Talitas. El menor se encontraba jugando con otros niños de la familia, cuando sintió un fuerte dolor en el pecho.

Según el informe policial, el pequeño fue trasladado a un hospital, donde los médicos de turno descubrieron que tenía una herida a la altura del tórax provocada por un arma de fuego. Pero, para regocijo de todos, el impacto provocó una simple lesión superficial y pudo ser tratada en menos de una hora.

La historia trascendió en los días siguientes cuando sus familiares aseguraron que el crucifijo que Tiziano llevaba colgado del cuello evitó que el proyectil ingresara a su cuerpo. Un periodista local calificó el hecho como un “milagro de Año Nuevo”.

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes