Inicio Destacadas

Conimipyme rechaza desestabilización económica promovida por COSEP y Amcham

2143

Los micros, pequeños y medianos empresarios que representan más del 87 % de la economía nacional, han expresado a través de sus dirigentes nacionales que no respaldan el llamado del COSEP a un paro nacional porque el mismo viene a dañar más la actividad económica del país.

Leonardo Torres y Freddy Cruz, presidente y vicepresidente respectivamente de las Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), han expresado el rechazo de sus centenares de miles de agremiados, que prácticamente se encuentran en la bancarrota por la crisis que han generado los sectores de la Derecha y la cúpula empresarial.

Torres señaló que la Conimipyme fue sorprendida por este anuncio hecho por el COSEP, Amcham y sectores que dicen representar a los estudiantes universitarios, porque las micro, pequeñas y medianas empresas no fueron tomadas en cuenta.

“Tenemos que decir que debemos ir abandonando esas prácticas de tomar decisiones absolutas y sin consultas, porque cuando digo que nos sorprendieron, es porque ni siquiera se tomaron la delicadeza de llamarnos, de consultarnos, de compartir de que estaban tomando ellos una decisión de esta naturaleza y que sobre todo que se le dé una connotación general de todo el empresariado y he insistido que el sector privado no solo lo representa el COSEP, la misma economía del país lo dice, las Mipymes son el sector mayoritario de la empresa privada, las estadísticas lo dicen”, señaló Torres al rechazar la decisión unilateral de los grandes empresarios.

Indicó que la organización que representa dejará en manos de cada micro, pequeño y mediano empresario la decisión de trabajar o no, pero subrayó que la inmensa mayoría de agremiados están en un “paro forzado” desde hace 2 meses cuando estos sectores de la extrema derecha decidieron desestabilizar la economía.

“Venir hablarnos a nosotros de un paro de 24 horas pareciera que tuviera una gran connotación, pero llevamos 60 días en paro y los daños han sido para nuestro sector, y que realmente se tenga más cuidado en hablar en nombre de todo el sector privado, ni nosotros lo representamos en su totalidad, ni un gremio lo representa en su totalidad y ni una cámara binacional representa a todo el gremio, porque aquí hay cámaras mexicanas, ticas, de todo tipo y nadie ha emitido un pronunciamiento de esas cámaras binacionales y en el caso nuestro las mipymes están severamente golpeadas”, exclamó el dirigente.

Economía en picada

“Yo sinceramente creo, el mercado real, el mercado que tocamos todos los días no creo que se vaya a sumar a ningún paro, respeto la decisión del Cosep, pero para en otra deberían dignarse en preguntar”, demandó Torres.

De acuerdo a las proyecciones de las Mipymes “la economía está disminuyendo de forma violenta” con una pérdida de más de 300 millones de dólares en diferentes sectores. “Las mipymes están trabajando al 20 % y el turismo al cero %, no podemos trasladar nuestra materia prima a ningún lado, los talleres no pueden abastecerse del cuero, de las telas, de los insumos, ni tampoco podemos vender nuestros productos, solamente en los mercados”.

Día tomado a cuenta de vacaciones

Aseguró que las empresas que van acatar el llamado al paro promovido por el Cosep y Amcham, le descontarán a sus trabajadores el día a cuenta de vacaciones. Lamentaron que la inseguridad ciudadana se haya incrementado a niveles insospechados, lo que ocasiona graves daños.

“Estamos preocupados por estos 50 días de actos de violencia que prácticamente tenemos cerrado nuestras pequeñas empresas, tenemos un daño inmenso, tenemos cuentas que pagar, los bancos nos presionan, pero no tenemos ingresos por la caída de la actividad turística”, aseguró Cruz.

Demandó que el sector micro, pequeño y mediano quieren reactivarse lo más pronto posible, porque de lo contrario tendrían que despedir a todos los trabajadores.

“Este llamado al paro nos parece inadecuado, lesivo para el desarrollo de la economía nacional, lo que queremos es trabajar, que no se sigan haciendo tranques y el daño que tenemos ya es muy grande, estamos deseando reactivarnos”, dijo Cruz.

Hasta el momento las pequeñas empresas han despedido unos 20 mil trabajadores en todo el país.