Confirman lesiones psicológicas en víctimas de pastora de iglesia que les hacía “jallanadas”

Más Leídas

Cuatro forenses declararon en el Juzgado Octavo Local Penal en la continuación del juicio contra la pastora evangélica Gloria M. Meléndez y su hija Katia Sánchez, quienes fueron señaladas de lesiones sicológicas y otros delitos, contra ocho miembros de la iglesia “Ministerio en Abundancia”, del barrio Camilo Chamorro.

Entre las víctimas está un niño de nueve años, quien dijo a la forense, que junto a su mamá y su papá fueron corridos de sus propias casas por la “pastora”, y que después su padre lo corrió a él y a su madre. También dijo que la “pastora” les pegaba con un chilillo durante el culto y les gritaba cosas feas.

-Publicidad-

Otra forense valoró a una licenciada en Finanzas, quien dijo que los cultos los hacían con portones enllavados, tenían que quitarse los zapatos, y que mientras oraban de rodilla, en voz alta y con los ojos cerrados, la hija de la pastora las abofeteaba o las azotaba.

Otra de las víctimas relató a la forense que una noche durante un culto, mientras tenían cerrados los ojos, la pastora la golpeó en la cara y le metió un puño de sal en su vagina diciéndole que le iba a sacar el demonio, luego le restregó la sal y le provocó ardor en sus partes.

Añadió que después la pastora la expulsó del culto y le gritó que era una playo, porque no le pudo sacar al supuesto demonio.

Baja auto estima, estrés, falta de apetito, insomnios, exposición denigrante y violenta, son entre otros los daños, que determinaron los forenses en las víctimas, quienes indicaron que los hechos ocurrieron entre el 2010 y el 2012.

“Alertas
Síguenos en Google News

Cuentos de Don Otto

El garrote del loco | Lencho Catarran

El garrote del loco | Lencho Catarran

Nuestras Noticias