Inicio Portada

Con una Nicaragua en paz y en unidad los sueños se hacen realidad

107

Luego de la hermosa ceremonia de inauguración del nuevo Estadio Nacional de Béisbol “Dennis Martínez”, la Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, señaló que este escenario deportivo es el reflejo que en Nicaragua los sueños son posibles cuando se trabaja en paz y en unidad.

Este estadio es un sueño hecho realidad, claro que es un sueño, pero cuando se hace realidad un sueño viene el deber de seguir haciendo realidad los sueños y de soñar más, porque precisamente la esencia del espíritu del ser humano, es tener la capacidad de conectar con los sueños y con los sueños personales y colectivos, con los sueños de todos y avanzar, caminar para hacerlos realidad todos juntos”, enfatizó la compañera Rosario.

Dijo que este 19 de octubre fue un día histórico para Nicaragua, porque además de haber inaugurado el estadio, se vio reflejado el símbolo de la reconciliación y el encuentro de todos los nicaragüenses para seguir adelante, para estar unidos y ser fuertes.

Ese símbolo de unidad de toda la familia nicaragüense, de la juventud, de los deportistas y de todos los que amamos a Nicaragua, es el emblema de estos nuevos tiempos. Yo decía al mediodía, decía ayer, que lo primero que tenemos que hacer es darle gracias a Dios, porque nos permite vivir estos nuevos tiempos de reconciliación, de cariño, de unidad y vivirlos con fe, fe en todos nosotros, fe en Dios en primer lugar, fe en esta Nicaragua donde Dios, se manifiesta todos los días y genera milagros que todos nos sorprenden, pero que también son milagros nuestros porque estamos siendo invitados por Dios, convocados por Dios, llamados por Dios, avanzar en caminos milagrosos, prodigiosos de Paz, de Tranquilidad, de Seguridad y de trabajo”, resaltó.

Señaló que este jueves fue un día de fiesta, de colores, tonos y música nicaragüense, en la que todos cantaron juntos y agradecieron a Dios en unidad.

Nicaragua es un país especial

Este fue un día para cantar juntos, para dar gracias juntos y pedirle a Dios, nuestro Señor, que nos cuide a todos. Así como decimos que cuidemos este estadio, que nos cuide a todos, los que estamos aquí trabajando, recogiendo los sueños que juntos y de la mano de Dios podemos hacer realidad como esta gran obra y luego emprender otros sueños, realizándose y recibir del espíritu santo la inspiración de nuevos sueños”.

La compañera Rosario, considera que Nicaragua es un país especial y bendecido por Dios, que se manifiesta todos los días, “y donde esa manifestación en nuestros corazones que están abiertos a la vida, al amor, al cariño, al respeto, nos van haciendo diferentes, nos va haciendo, nos va generando una cultura distinta”.

Agregó que ha conversado con personas que visitaron Nicaragua hace más de 30 años y reconocen que nuestro nación ha cambiando.

“Aquí incluso las campañas electorales son campañas que se hacen en paz y nosotros le damos gracias a Dios cuando escuchamos eso en primer lugar a Dios, porque es su inspiración y su fuerza, esa inspiración y esa fuerza que nos da todos los días, las que nos llena de paz y de capacidad para avanzar en paz. Recordemos que lo más difícil después de haber vivido tanto conflicto, es vivir y construir la paz todos los días, es difícil porque la historia nuestra ha sido diferente, ha sido una historia de verdad compleja, complicada, de enfrentamiento entre hermanos. Hasta nuestro himno recoge esa historia de enfrentamientos entre hermanos, pero ahora nosotros sentimos que gracias a Dios, que con su gracia, vamos avanzando en una cultura distinta, nos sentimos distintos, nos sentimos con la capacidad de amarnos unos a otros, como manda Cristo, por eso decimos con orgullo que Nicaragua, es Cristiana, Socialista y Solidaria”, resaltó.

Una patria libre de pobreza

Finalizó reiterando que este jueves, es un día histórico para Nicaragua, y que el deber de todos los nicaragüenses es recoger y generar nuevos sueños, y realizarlos paso a paso.

El sueño más grande de nuestra Nicaragua es alcanzar una patria libre de pobreza y ese sueño tenemos que realizarlo y sobre todo si seguimos trabajando con ese espíritu de unidad, con esta fe, con este espíritu de familia y con la convicción de que vivimos prodigios y milagros que nos hacen especiales y que nos dan la capacidad, para vivir ese sueño, alcanzar ese sueño de la patria libre de pobreza, todos juntos, una patria de bien común, una patria donde podamos convivir, compartiendo, siendo complementarios unos y otros, sumando a la riqueza natural que tenemos y haciendo que esa riqueza se distribuya equitativamente para que todos vivamos mejor”, puntualizó Rosario.