Inicio Nacionales

Compañera Rosario: Vamos restableciendo el Amor al prójimo, vamos luchando para vencer

57

La Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo expresó su solidaridad con los familias del Sub Oficial Gabriel Vado Ruiz, asesinado atrozmente en uno de los tranques de la muerte en Masaya y del oficial Rodrigo Alfredo Vargas, secuestrado por los terrorista de la derecha golpista.

“Nicaragua donde todas las familias estamos empeñados en restaurar el bien, la paz, la seguridad, el trabajo, la vida, independientemente de esos pocos que siembran guerra y quieren seguir sembrando guerra y odio en nuestro país”, dijo Rosario.

“Independientemente de esa minoría llena de odio que todavía quiere imponer dolor, muerte, y sucesos increíbles en nuestro país”, añadió.

Señaló que esa es “Una minoría que actúa con malignidad, con pensamientos y prácticas siniestras, horrendas, cuánta cosa estamos viendo; cuánto acontecimiento hace muy poco tiempo, increíbles en nuestra Nicaragua”, expresó.

Dijo que son prácticas diabólicas, acompañadas, dirigidas, acuerpadas, promovidas, por pensamientos diabólicos, que ahí andan en las redes sociales, que proliferan, puestos en evidencia por el mismo pueblo en las redes sociales.

“Cuánta malignidad, cuánto crimen de odio, cuánto pensamiento y práctica horrendos, decíamos siniestros, decíamos diabólicos, decíamos satánicos. Porque nunca habíamos visto lo que hoy estamos viendo, precisamente, como vamos liberando el país, porque vamos todos juntos, gobiernos instituciones, nuestro pueblo luchador, revolucionario, honesto, trabajador y liberándonos del mal”, resaltó la Compañera Vicepresidenta.

“Porque Dios nuestro Señor dice: Líbranos del mal, Él nos está ayudando a liberarnos del mal y vamos liberándonos del mal, entonces, los poquísimos que quedan sacan toda esa condición satánica y desarrollan y desatan ritos satánicos, desplegados por ellos mismos, en los medios de comunicación”, recalcó.

Indicó que están “acompañados y acuerpados, alentados, dirigidos, por voces que se supone deben acompañar al pueblo en prácticas de paz y bien’.