Inicio Nacionales

Compañera Rosario: Vamos a seguir trabajando con fe por la paz en Nicaragua

234

La Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo manifestó que en Nicaragua seguimos trabajando con aliento, fe y esperanza para salir adelante en estos momentos en que muchas familias viven con inquietud, dolor y tristeza debido a la falta de cariño.

Dijo que Nicaragua se “asombra de tanta instigación a la violencia” y sentimientos que “promueven odio”. En este sentido, aseguró que esos mensajes son carentes de cariño y por tanto instigan y producen violencia, tristeza, dolor, consternación y luto en familias que durante años han vivido tranquilos.

“Queremos dar nuestro abrazo, nuestro abrazo grande solidarios a todas las familias que se sienten afectadas por estos días trágicos, a todas las familias que han perdido seres queridos, todas las familias donde un ser querido ha sufrido heridas”, expresó.

La Vicepresidenta dijo que el gobierno les ha pedido a los obispos oraciones por Nicaragua, y decisiones que abonen a la paz en el país. También les ha pedido a las iglesias evangélicas que ayuden a llenar el corazón de confianza, comprensión, responsabilidad y capacidad para convivir cada uno con su manera de pensar, pero en paz, sin afectar la vida cotidiana de las personas.

Reiteró el llamado a evitar esas acciones vandálicas que instigan el pánico en todas partes, “acciones que producen intranquilidad, que rompen con un derecho básico de las familias en esta Nicaragua y en todo el planeta, el derecho básico a la seguridad”.

“Vamos a seguir trabajando con mucha fe y con mucho amor en nuestros corazones para seguir siendo constructores de armonía, de seguridad, de esperanza, de confianza y de paz”, manifestó Rosario.

La Compañera recordó que el Gobierno está pendiente del llamado de la Conferencia Episcopal para la instalación del diálogo nacional.

Durante su mensaje, Rosario leyó el Proverbios 15 para que todas las familias nos encontremos y sepamos ser sabios de la mano de la Santa Biblia.

1 La blanda respuesta quita la ira, más la palabra áspera hace subir el furor.
2 La lengua del sabio emplea bien el conocimiento, más la boca de los necios profiere sandeces.
3 Los ojos de Jehová están en todo lugar, mirando a los malos y a los buenos.
4 La sana lengua es árbol de vida, pero la perversidad de ella es quebrantamiento de espíritu.
5 El necio menosprecia la disciplina de su padre, pero el que acepta la corrección es prudente.
6 En la casa del justo hay gran abundancia, pero turbación en las ganancias del malvado.
7 Los labios de los sabios esparcen conocimiento, pero no así el corazón de los necios.
8 El sacrificio de los malvados es abominación a Jehová, pero la oración de los rectos es su deleite.
9Abominación es a Jehová el camino del malvado,pero él ama al que sigue la justicia.
10 La disciplina es molesta al que deja el camino; el que aborrece la reprensión morirá.
11 El Seol y la perdición están delante de Jehová, ¡cuánto más los corazones de los hijos de los hombres!
12 El escarnecedor no ama al que le reprende, ni acude a los sabios.
13 El corazón alegre hermosea el rostro, pero el dolor del corazón abate el espíritu.
14 El corazón entendido busca el conocimiento, pero la boca de los necios se alimenta de necedades.
15 Todos los días del afligido son malos, pero el de corazón contento tiene un festín continuo.
16 Mejor es lo poco con el temor de Jehová que un gran tesoro donde hay turbación.
17 Mejor es comida de verduras donde hay amorque de buey engordado donde hay odio.
18 El hombre iracundo promueve contiendas, pero el que tarda en airarse apacigua la rencilla.
19 El camino del perezoso es como seto de espinos; pero la vereda de los rectos, como una calzada.
20 El hijo sabio alegra al padre, pero el hombre necio menosprecia a su madre.
21 La necedad es alegría al falto de entendimiento, pero el hombre entendido endereza sus pasos.
22 Los pensamientos se frustran donde no hay consejo, pero en la multitud de consejeros se afirman.
23 El hombre se alegra con la respuesta de su boca; y la palabra a su tiempo, ¡cuán buena es!
24 El camino de la vida es hacia arriba para el prudente, para apartarse del Seol abajo.
25 Jehová arrebatará la casa de los soberbios, pero él afirmará la heredad de la viuda.
26 Abominación son a Jehová los pensamientos del malo, pero las expresiones de los puros son palabras agradables.
27 Alborota su casa el codicioso, pero el que aborrece los regalos vivirá.
28 El corazón del justo piensa antes de responder, pero la boca de los malvados derrama malas cosas.
29 Lejos está Jehová de los malvados, pero él oye la oración de los justos.
30 La luz de los ojos alegra el corazón; la buena nueva alimenta los huesos.
31 El oído que escucha la reprensión de la vida morará entre los sabios.
32 El que tiene en poco la disciplina menosprecia su alma, pero el que escucha la reprensión tiene entendimiento.
33 El temor de Jehová es enseñanza de sabiduría, y a la honra precede la humildad.

La Compañera Rosario reiteró que todos sabemos que Dios es justo y que Él está lleno de amor para todos sus hijos.

Recordó la importancia del respeto y llamó nuevamente a la calma y a no dejarse llevar por noticias falsas, es decir, desinformarnos y creer “todo lo que nos dicen a través de las distintas tecnologías de la información” y al contrario verificar siempre y estar pendiente de información verídicas “para no entrar en más angustias y más temor”.

Dijo que esto ayudará a tener la tranquilidad de corazón y mente para construir la paz.

“Eso es lo que necesita nuestro país: calma, paciencia, prudencia, serenidad, mucho entendimiento, mucha luz de sabiduría”, manifestó.

Recordó que este jueves los católicos celebraron a la Virgen de la Luz. “A ella nos encomendamos pidiéndole que las familias se sientan con la seguridad en la que han vivido todos estos años, que estemos seguros que nuestra madre María, madre de Nicaragua, reina de la paz no nos deja solos. Le pedimos luz para alumbrar los caminos difíciles, eso es lo que estamos viviendo, los caminos difíciles en que el Señor, que Dios nuestro Señor nos ayude a todos para continuar trabajando por el bien común”, expresó.

Afirmó que todos nos estamos disponiendo a ir a esas mesas de diálogo en cuanto la Conferencia Episcopal las convoque.

“Hemos estado dispuestos como gobierno, desde el primer momento, seguimos dispuestos, solo esperando el llamado que todo el pueblo nicaragüense espera también para vernos, sentirnos, todos juntos, buscando las soluciones necesarias para los desafíos y los retos de estos tiempos”, apuntó.

“Mantengámonos con la sabiduría en alto, mantengámonos con la prudencia en alto, con la paciencia en alto, mantengamos la calma el alto, mantengamos la esperanza en alto, la esperanza que es el resultado de una fe inamovible que nos fortalece a todos, somos un pueblo valiente, somos un gran pueblo y sabemos que la fe todo lo puede, como el amor todo lo puede”, expresó.

Dijo que el Comandante Daniel está comprometido con todos los procesos que garanticen el retorno a la seguridad, a la tranquilida y al derecho al trabajo a Nicaragua.