Inicio Portada

Compañera Rosario Murillo rinde homenaje a nicaragüenses víctimas de terrorismo golpista

246

En la celebración del 39 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, realizado en la Plaza de la Fe, la Vicepresidenta de Nicaragua, compañera Rosario Murillo, pidió a los cientos de miles de nicaragüenses asistentes, un minuto de silencio en memoria de los hermanos y hermanas nicaragüenses cuyas vidas han sido arrebatadas por el terrorismo infame de la derecha golpista.

La compañera denunció “el dolor de 92 días de terrorismo, sufrimiento, duelo, pérdida… desde el profundo dolor, de tantas Familias nicaragüenses que vimos violentados nuestros Derechos, nuestra Dignidad, nuestra Humanidad, por la perversidad del Golpismo terrorista, ensañado en la Carne y el Alma de l@s nicaragüenses, que sabemos vivir cada día invocando a Dios, con Confianza, Fe, Esperanza y Amor…”

La vicepresidenta expresó que “frente al Mal, frente a los Ritos Satánicos, frente a tanto corazón ciego, frente a tanta Malignidad, frente a un pensamiento y una práctica siniestra, desconocida en Nicaragua, se alzó, y se alza, el Pueblo Valiente, Formidable, Digno, de esta Nicaragua de Rubén, de Sandino, de Propuestas de Reconciliación y Unidad Cristianas, oponiendo Paz y Bien, Paz y Cariño, Paz y Fortaleza, desde las Tradiciones y el Fervor Cristiano de los Hogares y las Familias nicaragüenses, que hemos dicho Basta, y echado a andar…”.

“Aquí estamos, y así vamos… en Victorias forjadas con la Voluntad, la Necesidad, la Urgencia y el Compromiso, el Deber, de restaurar la Paz, la Seguridad, el Trabajo y la Vida… en toda Nicaragua… El Deber de reclamar y reinstalar el Amor y la Esperanza…!”, expresó la compañera Rosario.

“Aquí Nicaragua Libre… Aquí Nicaragua Cristiana, Invicta, y fortalecida en Fé y Porvenir… Aquí Nicaragua Libre, donde el Espíritu Inmenso y el Orgullo infinito de nuestras Luchas Victoriosas impregna el Ánimo y el Aliento de cada día, para reconstruir lo destruido y continuar el Avance hacia el Trabajo, la Paz, la Vida, en Fé, Familia y Comunidad, la Vida Sana y Buena que hemos tenido y que estamos recuperando”, agregó la Vicepresidenta.

Añadió que aquí está “Nicaragua Libre, con el Corazón crecido de Amor y Determinación… Aquí Nicaragua Libre, dándole Gracias a Dios por todos los Aprendizajes, por la Fuerza para las Batallas, y por las Victorias que de Su Mano y para Su Gloria, iremos consolidando”.

“Desde esta Plaza de la Fé, San Juan Pablo II, proclamamos que el Amor junto al trabajo és la Enseña Triunfal de esta Nicaragua Generosa y Victoriosa… Proclamamos que la Justicia será… Proclamamos que Más Allá, Siempre Más Allá, sabremos mantener encendidas las Llamas Sagradas de nuestra Tradición Cristiana, de Fé, Cariño, Vida, Familia, y Comunidad; el Legado de nuestros Próceres, Sandino, Carlos, Tomás, de nuestros Héroes y Mártires, que nos reclaman el Compromiso irrenunciable de una Patria Digna, Soberana, Libre, Justa, Fraternal, y en Paz.”, subrayó la compañera.

En el acto de celebración participaron como invitados especiales de Movimientos Sociales y Partidos Políticos de Nuestramérica; Miembros del Cuerpo Diplomático, su Decano, el Nuncio Apostólico de Su Santidad el Papa Francisco, Monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag, su Secretario, Monseñor Andrea Piccioni, y los Embajadores o Representantes de Antigua y Barbuda, Alemania, Bolivia, Cuba, El Salvador, España, Estado Palestino, Federación Rusa, Grenada y Guatemala.

También estuvieron presentes los embajadores de Japón, México, Panamá, República Árabe Saharaui Democrática, República de China-Taiwán, República Dominicana, República Islámica de Irán, República Bolivariana de Venezuela, República Popular Democrática de Corea, San Vicente y las Granadinas; así como Líderes Religiosos de distintas Denominaciones…

Desde la Hermana de todo Tiempo, la Cuba de Fidel, de Raúl, de Miguel y del Heroico Pueblo Cubano, el Canciller, participó el compañero Bruno Rodríguez, y desde la Venezuela Imbatible y Siempre Unida a nuestra Nicaragua Libre en Fraternal Lealtad y Solidaridad, el Canciller, nuestro Querido Compañero Jorge Arreaza y su Delegación.