Inicio Nacionales

Compañera Rosario: La delegación del gobierno en el diálogo está planteando el clamor del pueblo de Nicaragua que quiere trabajar

259

La Vicepresidenta de la República, Rosario Murillo, aseguró que la delegación del Gobierno Sandinista ha llevado la mesa del Diálogo Nacional el clamor del pueblo nicaragüense.

La vicepresidenta aseguró que el pueblo lo que quiere es paz y poder trabajar con tranquilidad.

“Queremos que prevalezca el derecho de todos, el derecho a la paz, el derecho a la salud, el derecho a la vida, el derecho a la salud, a la educación, al trabajo, a la vida, esta Nicaragua donde estamos unidos en oración, elevando nuestras plegarias al Señor, a nuestra madre María, nosotros los católicos pidiéndole con el corazón lleno de fe, y con la fortaleza de la fe que siga derramando sobre esta patria de todos bendiciones, protección y que nos siga llenando el corazón de disposición a escucharnos”, manifestó.

“La delegación del Gobierno de Nicaragua representando a la mayoría del pueblo nicaragüense escucha el clamor del pueblo nicaragüense que quiere trabajar, que quiere continuar ganándose la vida honradamente, es su derecho constitucional y es un derecho consignado en todas las convenciones de derechos humanos del mundo”, afirmó.

Dijo que las familias de Nicaragua necesitan recuperar la seguridad y poder dormir tranquilas.

“¡Cuántas madres nos escriben con preocupación, con alteración a la salud, porque precisamente todos estos días han sido terribles para las madres, para las familias en este mes de las madres!”, enfatizó.

Rosario dijo que las familias quieren de regreso de la Nicaragua que unos pocos han secuestrado.

“Que nos devuelvan el país que unos cuantos, unos pocos han secuestrado. Es a es la verdad, la gente así lo siente, así nos escribe, así se pronuncia y nosotros escuchamos ese clamor y luego hablamos en la mesa de diálogo, expresando precisamente esa perspectiva. Queremos vivir en paz, queremos poder ejercer nuestro derecho al trabajo, podernos reunir alrededor de nuestros credos religiosos, practicar nuestra fe en nuestros templos, en nuestras iglesias, en nuestros lugares de culto para invocar a Dios y desplazarnos desde las casas, los hogares hasta los centros de culto con seguridad, con tranquilidad sabiendo que vamos a regresar tranquilos”, enfatizó Rosario, lamentando que muchas personas están corriendo el riesgo de morir al no poder pasar las carreteras llenas de obstáculos.