Celoso casi deja sin cabeza a un jinotegano que enamoraba a su mujer

Publicado el

Más Leídas

“En camisa de once varas” está metido Norvin Hernández Pérez, de 20 años, quien intentó decapitar a Eliezer Centeno Zeledón, de 35 años de edad, en la comunidad Aguas Frías, en el municipio de Wiwilí, en el departamento de Jinotega.

Cazadores de Noticias dijeron que Norvin fue informado que Eliezer le anda enamorando a su mujer, y al verlos conversando, se le abalanzó con un machete filoso.

El picaflor de Eliezer Centeno logró apartar la cabeza, sin embargo, la hoja del machete le causó una herida abierta y profunda en el hombro derecho, por cual fue trasladado de emergencia al hospital primario de Wiwilí.

Por su parte, el “chivo, fijado y pleitisto” de Norvin Hernández huyó del lugar, siempre con la idea en su mente, que su mujer “le anda poniendo los cuernos”.

Otro caso de lesiones graves se registró en la comunidad La Rica, en el municipio de San Sebastián de Yalí, donde José Palacios Gómez, le asestó una cuchillada en el abdomen a Matías Dávila García, de 30 años.

Según las investigaciones del caso, José Palacios se arrechó porque Matías le cobró el pago de un celular que hace varios meses le dio al fiado, y en represalia le clavó la estacada.

Por la gravedad de la lesión, Matías Dávila García fue trasladado de Yalí al hospital Victoria Mota, de la ciudad de Jinotega. En tanto, autoridades policiales rastrean el paradero del agresor.

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes