Cardenal Miguel parte a Roma para canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII

Más Leídas

Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo, partió este mañana rumbo a Roma, Italia para participar de la ceremonia de canonización del Papa Juan Pablo II y Juan XXIII en el Vaticano con la presencia de Su Santidad el Papa Francisco, este domingo 27 de abril, a las 10 am hora de Italia, 3 am en Nicaragua.

35907

“Salimos el día de hoy para estar el domingo próximo en la canonización de ese gran Papa Juan Pablo II, Papa que nos visitó dos veces y lo queremos, le tenemos mucho cariño, le llevamos el saludo de todo el pueblo nicaragüense”, indicó el Cardenal Miguel cuando se aprestaba a abordar el avión que viaja hacia Miami y después a Roma, Italia.

-Publicidad-

“Los dos Papas son virtuosos y se distinguen por la humildad y al mismo tiempo grandes evangelizadores. Se dedicaron a trabajar para que Cristo sea conocido y amado. Fueron hombres muy activos y de mucha resistencia”, agregó el purpurado al referirse al Papa Juan Pablo II y al Papa Juan XXIII.

Destacó que el Papa Juan Pablo II siempre tuvo un cariño especial por Nicaragua, nación que visitó en dos ocasiones.

“Cuando llegaba a Roma me decía ‘¿como está Nicaragua?’ y estuvo dos veces con nosotros, tuvimos esa dicha de tenerlo aquí en Nicaragua”.

Su Eminencia Miguel Obando y Bravo refirió que la canonización de Juan Pablo II y Juan XXII, tiene mucho significado para el mundo católico, porque fueron hombres que dieron ejemplos de trabajo y que su legado nos invita “a caminar por el camino de la Santidad”.

Definió a Juan XXIII como un hombre de Dios, como un transformador de la Iglesia Católica “y un Papa que deja una estela luminosa en su camino” y de Juan Pablo II un hombre muy dinámico.

“Dos veces nos visitó a nosotros y creo que recorrió el mundo entero predicando a Cristo como camino de verdad y vida”, señaló.

El Cardenal de la Paz indicó que no tiene agenda para reunirse con el Papa Francisco, pero que si hay oportunidad le saludara en nombre del pueblo de Nicaragua.

“Si hay oportunidad nos reunimos con el Santo Padre para saludarlo, lo conozco muy bien y recuerdo que antes que fuera Papa algunas veces salíamos juntos a dar una vuelta ahí en Roma. Le decimos que Nicaragua le saluda, que es un pueblo que ama a Cristo que es camino de verdad y vida y que es amante de María Santísima”, concluyó el prelado nicaragüense que viaja acompañado de Monseñor Francisco Castrillo y de otras personas.


“Alertas
Síguenos en Google News

Cuentos de Don Otto

El garrote del loco | Lencho Catarran

El garrote del loco | Lencho Catarran

Nuestras Noticias