Inicio Nacionales

Cardenal Miguel Obando y Bravo visita iglesia San Francisco de Asís en Nagarote, León

85

Su Excelencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando y Bravo visitó la Parroquia San Francisco de Asís de Nagarote, donde Monseñor Bosco Vivas Robelo, Obispo de la Diócesis de León, ofició una Eucaristía con motivo de su presencia y en honor al santo patrono de ese templo.

Monseñor Vivas Robelo dijo que el Cardenal Miguel es un ejemplo de fidelidad al Señor y un modelo de fortaleza para los fieles católicos. “Su testimonio para mí es grande y fuerte (…). Gracias Señor Cardenal por tanto bien que ha hecho a mi vida y por tantas cosas buenas que ha traído a Nicaragua”, aseguró el Obispo leonés.

Agregó que el Cardenal es un personaje providencial para Nicaragua, que dedicó su vida a anunciar la reconciliación y el encuentro entre hermanos. “El Cardenal, entre tantas incomprensibles y dificultades, ha venido logrando que Nicaragua se enrumbe por caminos de reconciliación y de paz”.

La fiesta de San Francisco de Asís es el 4 de octubre.

En la homilía brindada por el Obispo leonés, éste hizo la invitación al pueblo católico de esta parroquia a buscar la imitación de Jesucristo, así como lo hizo San Francisco de Asís, con mucho amor.

El párroco del templo nagaroteño José Luis Rivas destacó que les honraba la presencia del Cardenal, quien a lo largo de su vida y su apostolado ha hecho suyas las palabras de San Francisco de Asís que dicen: Hemos sido llamados para curar heridas para unir lo que se ha venido abajo y para llevar a la casa a los que han perdido su camino.

La feligresía católica de esta parroquia se mostró contenta de tener al Cardenal Obando y Bravo con ellos esta tarde.

“Gracias a Dios que lo trajo a esta parroquia y celebrar su onomástico. Es un orgullo porque es una autoridad grande en nuestra Iglesia”, expresó Aurora Salazar.

Asimismo, el feligrés Edwin Castillo expresó: “para nosotros como nagaroteños y de la comunidad de la parroquia San Francisco de Asís es un orgullo haberlo recibido, porque nos ha enseñado el camino espiritual y siempre será bienvenido”.

Al final de la misa, se partió un pastel y le fueron cantadas Las Mañanitas con gran emoción a su Eminencia Obando y Bravo, ya que el pasado 29 de septiembre estuvo de onomástico.

El Cardenal envió un saludo a todos los Francisco diciendo: “Felicito a todos los que llevan el nombre de Francisco en Nicaragua y rezaremos por ellos para que el Señor derrame sobre cada uno copiosas bendiciones”.