Inicio Nacionales

Cardenal Brenes ordena a nuevo presbítero de la Orden Franciscana

199
Compartir

Con una Eucaristía celebrada en la parroquia Nuestra Señora de Fátima en la Colonia Centroamérica, presidida por el Cardenal Leopoldo Brenes, se dio la ordenación presbiteral de un nuevo sacerdote de la Orden Franciscana.

Se trata del Fray Raúl Martín Urbina Rojas, a quien le fue concedida la ordenación por parte de Su Eminencia, e hizo los votos para convertirse en nuevo integrante del sacerdocio ministerial.

“Nos unimos a su familia, a esta parroquia que como fruto de la experiencia de la oración es la respuesta del Señor de un nuevo sacerdote para nuestra provincia franciscana de Centroamérica”, expresó el Cardenal.

Agregó que la ordenación es un momento de gracia y de sorpresa, porque lo usa para que a través de él llegue la gracia al diaconado en dos sencillos pasos, como es la imposición de las manos y la unción con el Santo Crisma.

“Mi querido Raúl quiero agradecer esta oportunidad que me das de acompañarte y ser ese instrumento del Señor en esta ordenación presbiteral. Creo que al ser llamado a esta fraternidad tienes ya el inicio puntos de referencia (Francisco y Clara) muy hermosos”, manifestó.

Raúl Martín ahora como franciscano se acompañará de esos puntos de referencia en los cuales ellos siempre se orientaron como es su mirada siempre a Cristo Jesús, siempre en la oración, en su vida comunitaria y un elemento importante ser Ministro de la Eucaristía.

El nuevo presbítero habitante del barrio Grenada fue exhortado a siempre vivir la alegría del sacerdocio. “Te invito a vivir con hizo con alegría esos sentimientos de la obediencia, la castidad y la pobreza, pero también a que seas un hombre humilde”, indicó Brenes.

“Nos alegramos y le pedimos al Señor y a nuestra Madre la Santísima Virgen de Fátima, cuyos mirada esta puesta en esta parroquia para que muchos muchachos puedan aspirar al sacerdocio ministerial, como también muchas muchachas a la vida consagrada”, señaló.

El nuevo presbítero indicó que el proceso para la formación franciscana dura 12 años y “es una gracia de Dios y un Ministerio que se pide con la libertad que cada uno tiene de consagrar su vida al servicio de los demás, yo me sentí llamado y aquí estamos para servir”, refirió.

En la ceremonia de Ordenación estuvieron presentes su familia, el Ministro Provincial Edwin Segura, hermanos de Centroamérica y de los diferentes lugares de Nicaragua.

Compartir