Inicio Nacionales

Cardenal Brenes celebra Eucaristía del Domingo de Resurrección

60

Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo José Brenes junto al pueblo católico, celebró la Solemne Eucaristía del Domingo de Resurrección.

Desde horas tempranas, la imagen de Cristo Resucitado salió en  procesión acompañado por los fieles católicos que celebran la Pascua de Resurrección.

Al legar a la parroquia Cristo Resucitado, el Cardenal Brenes expresó que para el pueblo católico, este  es un gran acontecimiento que marcó la vida de la humanidad.

“Hemos venido preparándonos durante 40 días, para celebrar esta gran noticia que debemos transmitir, ¡Cristo está vivo, Cristo ha Resucitado!”.

Destacó que esta es la noticia de la vida, porque Cristo ha vencido la muerte. “Cristo es la luz del mundo y murió para que tengamos vida en abundancia”, resaltó.

Cristo es el Dios de las sorpresas

“Cristo es el hombre de las sorpresas, clavado en la cruz y la cruz se queda sola, y lo que más llama la atención, es que aquellos que lo torturaron y que pensaron que tenían que torturarlo más para que él muriera, se llevaron la sorpresa de que el ya estaba muerto, porque él en un gesto de generosidad se entregó al padre y dijo: “en tus manos encomiendo mi espíritu y la gran sorpresa para los torturadores”.

La segunda sorpresa fue que resucitó, Cristo ya no estaba en el sepulcro y aquella piedra que cubría la puerta, estaba corrida y Cristo ya no estaba ahí y sus palabras fueron: “No busquen entre los muertos al que está vivo”.

Reiteró que Cristo es la luz “y el llamado es ser portadores de la luz, para aquellos hermanos que están en tinieblas, que andan buscando salir de ese túnel, nuestro deber es iluminarles el camino que los lleve al encuentro de Cristo”.

Celebra 13 años de ser nombrado Arzobispo

El Cardenal Brenes dijo que este domingo de Pascua, celebra 13 años de ser nombrado Arzobispo de Managua.

“Hace 13 años la arquidiócesis me dio la noticia, que para mí fue una gran sorpresa y siempre he dicho que con su cariño, afecto y alegría, me transmiten esa buena vibra y energía, para que yo siga viviendo con gozo y alegría este ministerio”.

Resaltó que su alegría está unida a su eminencia Cardenal Miguel, quien celebró este sábado 50 años de servicio y generosidad.

“También damos gracias al Señor por su Eminencia el Cardenal Obando, quien ayer cumplió 50 años de haber sido ordenado Obispo, toda una vida acompañándonos, por eso le agradecemos a él y al Señor por darnos un pastor fiel”, concluyó.