Inicio Carazo

Caraceño se suicida cansado de vivir con la “chica saliva”, tras el abandono de su mujer

277

Agobiado porque su esposa lo abandonó hace cuatro años, Erving Antonio Alvarado Gutiérrez, de 24 años de edad, se ahorcó utilizando un mecate que amarró a la solera de su vivienda cerca del colegio Lomas de Santiago, de Huehuete, en Jinotepe, Carazo.

Algunos vecinos dijeron que desde que su mujer se fue, Alvarado Gutiérrez se había dedicado a tomar licor como condenado y pasaba deprimido. Se afirma que incluso había expresado que nunca iba encontrar a otra hembra como a la que lo dejo solito.

El cuerpo fue encontrado por su mamá Dora Gutiérrez, de 55 años, quien ahora tendrá que hacerse cargo de los dos hijos de 5 y 7 años que Ervin Antonio dejó en la orfandad, ya que de la causante del suicidio no sabe nada.