Canadá exterminó sistemáticamente a miles de niños indígenas, tumbas revelan datos escalofriantes

Más Leídas

Centenares de tumbas de niños sin identificar fueron encontrados en terrenos de una antigua residencia escolar donde los internaron a la fuerza durante casi un siglo, en Canadá.

Canadá exterminó sistemáticamente a miles de niños indígenas

Las tumbas estaban en los terrenos de la escuela residencial Marieval, que funcionó entre 1899 y 1997, unos 2.500 kilómetros al noroeste de Toronto, denunció el grupo indígena cowessess, en la provincia de Saskatchewan, en el oeste de Canadá.

-Publicidad-

Este es el segundo descubrimiento de centenares de tumbas no señalizadas en terrenos de antiguas residencias escolares canadienses en las últimas semanas.

El pasado 28 de mayo, Rosanne Casimir, jefa de los tk’emlúps te secwépemc, un grupo indígena de la provincia de la Columbia Británica, también en el oeste de Canadá, anunció el descubrimiento de los restos de 215 niños aborígenes enterrados en tumbas no marcadas en la residencia escolar de Kamloops.

En ambos casos, las tumbas han sido descubiertas utilizando radar de penetración de terreno.

 Más de 150.000 niños fueron internados en esas escuelas

La Federación de Naciones Indígenas Soberanas (FSIN) de Saskatchewan, ha iniciado una búsqueda sistemática en las más de 20 escuelas residenciales situadas en Saskatchewan.

El sistema de residencias escolares para indígenas fue impuesto por las autoridades canadienses a finales del siglo XIX para eliminar la cultura aborigen del país.

Los niños indígenas eran sacados a la fuerza de sus comunidades y enviados a estos internados situados en algunos casos a centenares de kilómetros de sus familias.

Entre 1890 y 1997 más de 130 escuelas residenciales funcionaron por todo Canadá y unos 150.000 niños indígenas fueron internados en estas instituciones que eran administradas por órdenes religiosas, en su mayoría católicas.

En las residencias escolares, los niños indígenas sufrieron abusos físicos, psicológicos y sexuales de forma sistemática e incluso fueron sometidos a experimentos a manos de científicos gubernamentales.

En 2015, la Comisión para la Verdad y la Reconciliación de Canadá concluyó que 1 de cada 50 niños enviados a las residencias escolares, murieron en las instituciones, alrededor de 3.200 niños, aunque esta cifra es considerada conservadora por dirigentes indígenas.

Las familias de los niños internados nunca recibieron notificación de las muertes.

-Publicidad-
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes