Busero estuvo a punto de arrancarle un pie a borrachito que dormía plácidamente en Granada

Más Leídas

La dulce siesta que disfrutaba un tomador consuetudinario cerca del mercadito de Granada fue interrumpida por el bus placa GR 235, que estuvo a punto de arrancarle el pie derecho.

Según testigos, el tomador se encontraba «roncando» en la acera, en una de las calles de La Gran Sultana y de repente «pegó un fuerte grito» pues el pesado vehículo le había prensado el miembro inferior.

-Publicidad-

Afortunadamente el borrachito solo sufrió raspones, pero fue auxiliado por buenos samaritanos que lo trasladaron en un vehículo particular al hospital Amistad Japón-Nicaragua de Granada.


“Alertas
Síguenos en Google News

Cuentos de Don Otto

El garrote del loco | Lencho Catarran

El garrote del loco | Lencho Catarran

Nuestras Noticias