Ayudante de albañilería se quita la vida por sus adicciones

Más Leídas

Un ciudadano de apellidos Urrutia López, de 32 años de edad, se privó de la vida mediante la asfixia mecánica en un cuarto de la casa que habitaba en el reparto Modesto Ramón Palma, del municipio de Chichigalpa, en el departamento de Chinandega.

El padre del infortunado dijo que su hijo llego de la calle, se encerró en su cuarto y cuando entró a buscarlo lo encontró fallecido.

“Trabajaba como ayudante de albañilería, tenía problemas económicos, tomaba mucho licor y consumía droga”, agregó su progenitor, quien indicó que no dejó hijos en la orfandad.

Al lugar se presentaron investigadores de la Policía Nacional y el forense Juan Bautista Carrasco, quien dictaminó muerte por asfixia mecánica, descartando mano criminal.

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Artículos recientes