Así es “el misionero” visto desde una resonancia magnética

Más Leídas

Hace 20 años se realizó la primera resonancia magnética sobre “la penetración” en la posición “el misionero”, captando desde adentro una relación sexual entre un hombre y una mujer.

Pareja teniendo relaciones sexuales

En esa ocasión, el estudio presentado por científicos rompió el paradigma y desde entonces lo convirtió como la investigación más descargada.

«Imágenes por resonancia magnética de genitales masculinos y femeninos durante el coito y la excitación sexual femenina» se tituló el artículo y pertenece a la revista «British Medical Journal».

Leer también: Decomisan guitarra eléctrica hecha de cocaína, en México

Los hallazgos basados en 13 experimentos realizados con ocho parejas y tres mujeres, indicaban que durante el sexo en la “posición del misionero” el pene no está recto ni tiene forma de ‘S’ como se había pensado anteriormente, sino que se posiciona, de hecho, en forma de boomerang.

Además, concluía que durante la excitación sexual femenina, el tamaño del útero no aumenta, como se había informado anteriormente.

Los investigadores escribieron en sus conclusiones que tomar imágenes de resonancia magnética (IRM) de los genitales masculinos y femeninos durante las relaciones sexuales era factible e incrementaba nuestro conocimiento sobre la anatomía; una determinación algo inocente, pero muy propia de la época en que se escribió.

Leer también: Sub inspectora de la Policía fallece en accidente de motocicleta en León

Al año siguiente de su edición, la indagatoria recogió el premio IgNobel de medicina, que se otorga a artículos que causan risa a la primera, pero que hacen reflexionar.

En ese momento, nadie en el medio británico pensaba que el estudio fuera útil clínica o científicamente, pero contenía «una imagen impactante usando una nueva tecnología, y todos estuvieron de acuerdo en que los lectores podrían estar interesados en verlo», relató Tony Delamothe, exeditor de la revista.

A pesar de los años, este texto científico sigue haciendo sonreír a la gente para enojo de una de sus autoras, Ida Sabelis, quien es profesora de antropología en la Universidad de Ámsterdam, comparte el mismo Delamothe.

Leer también: Mujer mata a su «amiga» y deja viva a su bebé, en Texas

Ella aseguró que sus amigos y familiares aún se ríen del estudio, «a pesar de que muchos son adultos con formación universitaria que se acercan a la jubilación».

Delamothe, a modo de conclusión, se preguntó por qué este hallazgo atrajo a multitudinarios lectores. Cree que la posibilidad de ver una relación sexual en la pantalla (gratis) era la atracción, incluso si todo lo que se ofrecía era una serie de fotografías fijas en blanco y negro.



“Alertas

Nuestras Noticias