Inicio Farándula Nica

Artistas despiden muy conmovidos al actor y dramaturgo nicaragüense Luis Harold Agurto

188
Compartir

Bajo un mismo sentimiento de tristeza y mucho dolor el gremio artístico rindió un homenaje póstumo al popular actor y dramaturgo Luis Harold Agurto, quien falleció la noche del sábado, luego de ser atropellado en el sector de la Colonia Nicarao.

El homenaje se realizo en el Teatro Nacional Rubén Darío, donde actores y teatristas hicieron guardia de honor, cantaron, declamaron y también lloraron la partida física de Luis Harold.

El compañero Ramón Rodríguez, Director del Teatro, destacó que Luis Harol fue un prominente actor y máximo representante de la dramaturgia.

Comentó que el Instituto Nicaragüense de Cultura recientemente estaba apoyando a Agurto para que participara en un Homenaje en El Salvador.

Por su parte Salvador Espinoza, Sub Director del Teatro, resaltó que el actor fue un profeta en su tierra y su trayectoria fue reconocida también a nivel internacional.

Durante el homenaje Luis Morales, Co Director del INC, se refirió a la disciplina con la que trabajaba Harol, incluso en días pasado había entregado a las autoridades del Teatro un Guión basado en la vida del General Sandino y una obra de teatro y Ballet “El Pájaro Azul”, de Rubén Darío.

“Un hombre con mucha visión y creatividad nos estaba cumpliendo con disciplina”, enfatizó Morales quien añadió que “Antología de Teatro”, será puesta en escena a partir de Septiembre para mantener vigente el legado de Luis Harol Agurto.

Doña Marianita Agurto, madre del actor agradeció a todos por su apoyo y por demostrar tanta admiración y respeto para su hijo.

Los artistas aprovecharon la ocasión para enviar sus más sinceras condolencias a la familia de los músicos de la agrupación “Jaguar”, donde abuelo y nieto perdieron la vida, también víctimas de accidente de tránsito.

El cuerpo de Luis Harold Aburto, será trasladado a las 3 de la tarde a la funeraria El Alba y el martes será sepultado en Jardines del Recuerdo en horas de la tarde, dijo la familia doliente.