Inicio Destacadas

A un año de la masacre en Orlando nicaragüense sigue convaleciente

374

El nicaragüense Leonel Meléndez, de 29 años, quien sobrevivió a la masacre ocurrida en la discoteca Pulse, en Orlando (EEUU), todavía sigue en recuperación pues aún no camina bien y además tiene problemas auditivos y de la vista. 

“Todavía estoy recuperándome, los doctores dicen que tengo un 50% de avance. Después del tiroteo en Pulse todavía no puedo caminar al 100%, no puedo escuchar del todo a través con mi oído izquierdo”, dijo Meléndez.

Leonel contra todo pronóstico sobrevivió a dos balazos, tres cirugías y 2 semanas en coma en un hospital estadounidense, donde permaneció ingresado casi por dos meses.

El joven Leonel es uno de los dos nicaragüenses que se encontraban en la disco gay “Pulse” la fatídica madrugada del 12 de junio del 2016, cuando se produjo un tiroteo que dejó un saldo 49 personas muertas, entre ellos el pinolero Jerald Arthur Wright de 31 años.

Este es considerado el atentado más sangriento en la historia reciente de ese país norteamericano. El grupo terrorista autodenominado Estado Islámico se atribuyó la autoría del ataque.

Hoy, que se cumple un año de la tragedia, propietarios de la discoteca Pulse realizará una ceremonia privada con los sobrevivientes y familiares de las víctimas, como una manera de rendirles tributo. Ahí estará Leonel quien por primera vez volverá a ese lugar donde estuvo a punto de morir.

En agosto próximo, Leonel planea regresar a Nicaragua en compañía de sus padres Aura Ramírez y Leonel Meléndez, quienes habitan en el barrio San Cristóbal de la ciudad de Managua.