Inicio Chinandega

Amor desenfrenado a los pikinyukis causa muerte a un chinandegano y un capitalino

197

Enrique Antonio Palma González, de 47 años de edad, falleció tras dedicarse durante varios años a ingerir licor como contratado, lo cual le provocó una insuficiencia hepática que lo llevó al barrio las cruces en el reparto Rubén Darío, en la ciudad de Chinandega.

Familiares del hoy occiso aseguraron que mientras Enrique se bañaba cayó y se lesionó una de sus costillas, por lo que fue trasladado al Hospital España, en donde expiró, y se determinó que la causa del deceso fue alcoholismo crónico e insuficiencia hepática.

Por otra parte, en estado de descomposición fue encontrado esta tarde el cadáver del adorador del Dios Baco, Augusto Cesar Mejía Mendoza, de 61 años de edad, quien habitaba solo en una vivienda ubicada del molendero El Sol, media cuadra abajo, en Villa Reconciliación, en Managua.

El Comisionado Mayor Manuel Zambrana, jefe de la policía del distrito seis, dijo a través de Tu Nueva Radio Ya, que aunque el señor Mejía Mendoza vivía solo, a menos de 50 metros habitaba su hermana Rosa Emilia Mejía Mendoza, quien siempre le decía que dejara de beber guaro, pero nunca le hizo caso.