Adolescente que tiene a vigilante grave enfrentará cargos en libertad

Más Leídas

El adolescente de iniciales L.J.H.P., de 15 años, quien el pasado 10 de febrero atropelló a tres personas, entre ellos un vigilante que se encuentra entre la vida y la muerte, enfrentará los cargos en libertad, hasta que sus padres no logren un acuerdo con las partes afectadas.

La libertad del menor fue concedida en cumplimiento del Código de la Niñez y la Adolescencia, dado que no puede ser procesado en los tribunales de adolescentes porque no cuenta con la edad mínima establecida por la ley.

-Publicidad-

DAÑOS MATERIALES

Tu Nueva Radio YA se trasladó nuevamente al lugar del accidente ubicado de La Subasta, 150 metros arriba, donde conversamos con doña Juana Espinoza Sieza, de 66 años, hermana del vigilante Mariano Sieza Lacayo quien se encuentra conectado a un ventilador artificial; y madre de Álvaro Saravia Espinoza, de 47 años, quien resultó con ambas piernas fracturadas.

Doña Juana Espinoza es la propietaria del espacio que le alquila al técnico Mauricio José Dávila, de 51 años, quien utiliza el local como taller de reparación electrodomésticos, donde se estrelló la camioneta.

“Ellos están en la obligación de pagarme todos los daños que le ocasionaron a mi muro, el zinc y el porchecito” dijo doña Juana quien lleva más de 40 años ganándose la vida lavando y planchando ropa a domicilio, negocio con el que se gana 60 córdobas por docena de ropa lavada y 9 córdobas por cada pieza de ropa planchada.

En el suceso, el adolescente también impactó en la parte trasera la camioneta placas M 080-273 propiedad de Juan López, y golpeó la camioneta placas M 332-300 que su propietario Roberto Delgado tenía estacionada a orillas de su casa.

A esto se suman los daños ocasionados a los electrodomésticos que el técnico Mauricio Dávila tenía reparados dentro del local y que entregaría en los próximos días, sumado a las pérdidas diarias que está sufriendo por no poder trabajar.

El irresponsable conductor también destruyó 2 postes de tendido telefónico, daños por lo que también tendrán que responder sus padres.

VIGILANTE ANDABA COBRANDO

Al momento del accidente, el vigilante Mariano Sieza, del barrio Berta Díaz, había llegado a cobrarle la seguridad a don Mauricio Dávila y se quedó conversando con él y su sobrino Álvaro Saravia en el negocio, momento en que fueron atropellados.

Don Mariano Sieza continua ingresado en sala de Cuidados Intensivos del hospital Antonio Lenin Fonseca, de Managua, donde se prevé que le realicen una traqueotomía, y su sobrino Álvaro Saravia pasará 90 días ingresado en el hospital Manolo Morales a espera que se le desinflamen las piernas para luego ser operado.

-Publicidad-

Nuestras Noticias