Abuelitas y abuelitos llenos de emoción disfrutaron de la réplica de la Avenida Roosevelt en el Paseo Xolotlán

Más Leídas

Hoy sábado, por segundo día consecutivo un mar de gente visitó el paseo Xolotlán y el primer lugar, por el que desfilaron  con entusiasmo, fue la réplica de la avenida Roosevelt, compuesta de 75 edificios de la vieja Managua en un perímetro de 100 metros lineales por 60 de ancho.

El jinotegano Hugo Dávila, de 50 años, acompañado de su familia, se detenía en cada edificio que miden entre un metro y tres de altura, dijo a Tu Nueva Radio YA, que gracias al gobierno, estaba viviendo de nuevo los gratos recuerdos de  la Managua de ayer.

-Publicidad-

Con nostalgia señaló el edificio Adela, contiguo al cual había otro edificio con varios negocios, entre ellos una casa comercial, donde su abuelita, sacó al crédito un televisor, del cual abonaba mensual, siete córdobas. Dijo que a sus hijos y nietos les estaba relatando la historia de la capital, para que conocieran de ella.

En otro punto de la maqueta de la Avenida Roosevelt, nos encontramos a don Francisco Mora, de 70 años, del barrio Altagracia, apoyándose en un bastón metálico, caminando lento y acompañado de otros parientes, recordó que siendo niño, visitó varia veces  dicha avenida y los edificios.

Un segundo punto de atracción turística en dicho paseo Xolotlán, es el enorme avión instalado, con la escalera abajo para que suba la población. Ese es el mayor atractivo para los niños, jóvenes y adolescentes, los que entraron y se tomaban fotos en la escalera y en las sillas.  También fue visitada el área de juegos infantiles.

El paseo Xolotlán se ha convertido en el punto de reunión de todas las familias.  No hubo una solo persona que no se tomara fotos en la réplica de la avenida, en el avión, en los juegos, en los jardines y en el muro que sirve como mirador  hacia el lago.

El lugar tiene chocitas al aire libre, restaurantes,  servicios higiénicos. Permanecerá abierto al público de lunes a viernes de 2 de la tarde a nueve de la noche, y sábados y domingos de nueve de la mañana a nueve de la noche y no se vende licor en el lugar, por ser un punto de reunión familiar.  



“Alertas
Síguenos en Google News

Cuentos de Don Otto

El garrote del loco | Lencho Catarran

El garrote del loco | Lencho Catarran

Nuestras Noticias