Inicio Managua

Abuela por poco se muere al darse cuenta que el dolor de panza de su nieta era un cipote de 5 libras

370

“Ayuden a mi nietecita por favor que ya no aguanta ese dolor de estómago, alguna comida le cayó mal”, llegó gritando la señora Elba Medrano al Hospital Antonio Lenin Fonseca para que atendieran de emergencia a María de la Concepción Salazar Urbina, de 17 años de edad.

Enseguida los médicos ingresaron a la jovencita y como le vieron la panza abultada le preguntaron si estaba embarazada, pero la abuela ripostó: “¿Cómo va estar panzona?, si mi mariita es virgen, es niña de casa, debe de ser indigestión, cúrenla por favor”.

Sin embargo, al cabo de un par de horas, los dolores de María desaparecieron cuando de su vientre salió un niño de ocho meses de gestación que pesó cinco libras y que gracias a Dios nació sano.

En cuanto le dieron la noticia a doña Elba Medrano por poco y se desmaya de la impresión, porque según ella su nieta ni la nariz saca de la casa, por lo que no se imagina cómo pudo haber salido preñada.

Después de ser valorados y estabilizados por los médicos, María de la Concepción y su hijo fueron remitidos al Hospital de la Mujer Bertha Calderón Roque.